El Karma Animal – Yogananda

Lo que nos trae el 2012

El 2011 esta por terminar, hace un año publiqué un post donde mencionaba un poco lo que nos decía este año, era el año de actuar y realizar lo que nos decía el corazón poniendo todo el empeño en lograrlo. Y así sucedió en diversas partes del mundo, revoluciones pacificas, movimientos culturales hechos por la voluntad de los jóvenes, que encontraron en el 2011 la energía para realizar aquello que parecía imposible.

Mucha gente se inspiró en el 11-11-11 para soñar y realmente desear un cambio, mismo que ocurrió o que esta en gestación por ocurrir.

A todos nosotros, que seguimos nuestro corazón y luchamos por; más que una mutación, una evolución de consciencia… ¡Felicitaciones!

Esta felicitación tiene que ver con el título del post, lo que nos trae el 2012, debemos de estar congratulados de estar aquí y ahora, en este bello momento del planeta y de la humanidad, siendo testigos de cada paso de este bebé-humanidad que ya aprendió al fin a caminar, será necesaria mucha paciencia para esperar a que aprenda a hacerlo bien, mientras tanto habrán caídas y ligeros golpes, que tendremos que aprender a superar en via de nuestro crecimiento como una gran unidad.

Vale mucho tener calma, escuchar lo que nuestra voz interior nos dicte, ya sea un susurro del corazón o un grito del alma, será de gran utilidad apagar por momentos nuestro intelecto que tanto ruido suele hacer, para escuchar esas voces de nuestro interior, ellas sabrán muy bien que pasos seguir, hay que confiar en ello.

Una obra muy bella eclosionará y todos seremos testigos de ello, solo seamos pacientes y meditemos diariamente para poder sentir cada día más.

¡Enhorabuena, feliz 2012!

Caras de los soldados antes, durante y despúes de la guerra

Las siguientes imágenes fueron tomadas a los jovenes soldados estadounidenses antes, durante y después de su participación en la guerra de Irak, es notable como el haber estado en la guerra, con todo lo que eso conlleva, puede cambiar el semblante, la mirada y el interior de las personas.

A simple vista puede ser perceptible, al dar clik en la imagen y verla en alta resolución pueden ser más notables las diferencias.

Tomado de: lensculture.com

Jodorowsky – Esbozos de la Terapia Pánica – fragmento de Psicomagia

Un día, tras muchas veladas en su biblioteca intentando desvelar el sentido profundo de la psicomagia, pregunté a Alejandro Jodorowsky si pensaba prescribirme un acto. Él me respondió que el mero hecho de confeccionar este libro en su compañía constituiría un acto suficientemente poderoso. ¿Porqué no?

En realidad, Jodorowsky es en sí un acto psicomágico ambulante, un personaje alta y definitivamente «pánico», cuyo trato introduce algunas fisuras en el orden de nuestro universo, tan previsible en apariencia.

Dramaturgo que, con sus cómplices Arrabal y Topor, ha marcado la historia del teatro con su tan bien denominado movimiento «pánico»; realizador de películas de culto, como El Topo o La montaña sagrada, a las cuales los norteamericanos -impagables- dedican tesis y sabios estudios; escritor, autor de historietas para cómic que se permite el lujo de trabajar con nuestros mejores dibujantes; padre atento de cinco niños con los cuales mantiene actualmente una relación tornasolada, Jodorowsky es hoy el tarólogo sin normas cuyas intuiciones han dejado a más de uno boquiabierto; es, además, el payaso con- vulsivo del Cabaret Místico que, en un momento en el que el público parisino da la espalda a las conferencias, consigue abarrotar sus auditorios con el mejor poder publicitario del boca a boca; mago internacional -interestelar, podríamos decir, bajo la influencia de Moebius- al que han consultado estrellas de rock y artistas del mundo entero…

Desde hace muchos años, y sin ninguna publicidad, Jodorowsky anima cada miércoles en París una conferencia-happening donde aborda temas terapéuticos. La entrada es libre, quinientos espectadores asisten cada semana. Al final de la sesión del Cabaret Místico, unos voluntarios hacen una colecta, lo que permite pagar el alquiler de la sala. Tres días antes del comienzo de la conferencia, y siempre gratuitamente, Jodorowsky lee el tarot a unas treinta personas. Estas, una vez concluida la lectura, y a modo de pago, deben trazar con su índice la palabra «gracias» sobre las manos de Alejandro.

Este chileno de origen ruso, radicado durante muchos años en México y ahora enraizado en Francia, es un personaje que los novelistas de hoy, demasiado gélidos, no podrían crear, un ser que ha llevado la imaginación al poder en todos los recovecos de su existencia multidimensional.

Su casa, sabia alianza de orden y desorden, de organización y caos, es un fiel espejo de su huésped o, simplemente, de la vida. Constituye una experiencia en sí visitar esta cantera sembrada de libros, vídeos, juguetes infantiles, etc. Allí uno puede toparse con los dibujantes Moebius, Boucq o Besse, así como con un gato o una mujer venida de no se sabe dónde y que parece estar cuidando por un tiempo de la casa… Es un lugar de potencia poética, una concentración de energías sobreabundantes y, sin embargo, dominadas.

Sobra decir que trabajar con un personaje pánico no es una sinecura. Y esto, en primer lugar, porque Jodorowsky ignora los plannings, las agendas y otro tipo de apremios temporales que rigen la vida de los terrenales. Cuando me propuse poner en papel su aventura psicomágica, comprendí que tenía que dedicarme exclusivamente a tal empresa. Con él no hay previsiones, plazos fijados de antemano, citas debidamente anotadas: las cosas se hacen al instante. Todo en él tiene la cualidad del fulgor. No es que sea incapaz de someterse a una disciplina o plegarse a horarios, todo lo contrario; pero en fin, ahí hay un misterio: ¿cómo este hombre que, una vez concluidas nuestras citas psicomágicas, partía a realizar una película de nombre evocador -The Rainbow Thief (El ladrón del arco iris, 1990)-puede dirigir un rodaje de gran presupuesto, domar a monstruos sagrados como Peter O’Toole, Omar Sharif o Christopher Lee, imponer su sensibilidad a productores tan materialistas como inquietos y, por otra parte, no tomar nota de ninguno de sus compromisos futuros y aceptar en septiembre una conferencia para marzo sin apuntar el día en una libreta, razón por la cual, a medida que se acerca la fecha de su intervención, hay que localizarlo, por miedo a que se haya olvidado de su compromiso y desaparezca hacia cualquier punto del planeta?

Alejandro es un convencido del carácter convulso de la realidad, y de ahí ese aspecto fascinante y agotador que le hace ser desmesurado en todas sus manifestaciones. Cuando alguien le pone un público enfrente, rara vez resiste la tentación de llevarlo hasta el límite. Rasgo muy sudamericano el de este ser excepcional que, en privado, sabe mostrarse como la persona más dulce y humilde y que de pronto puede, en un abrir y cerrar de ojos, transformarse en una ópera barroca del mismo calibre que sus películas, donde lo grotesco compite con lo grave, lo obsceno con lo sagrado. Jodorowsky se mantiene siempre en el linde; baila sobre la sutil frontera que separa la creación de la provocación gratuita, la innovación del salvaje atentado contra el buen gusto, la audacia de la indecencia… Moebius, el genial dibujante de El Incal, familiarizado con estos métodos tras quince años de colaboración, ve en ello «la técnica empleada por Alejandro a fin de socavar la resistencia del universo…».

En cualquier caso, con Jodorowsky las cosas siempre acaban por arreglarse, pese a los traumas infligidos en los nervios de los organizadores. Este hombre no tiene parangón en la capacidad de hacer pivotar una situación que se presentaba bajo los peores auspicios y dar la vuelta a la realidad como si de un guante se tratara.

Mencionaré aquí una anécdota, que ilustra bien esta capacidad de dar la vuelta a la realidad, operación para la cual conviene estar preparado, si uno tiene la audacia de andar en compañía de él.

Habíamos acordado hacer una actuación conjunta con motivo de una feria en la que todos los años se dan cita herbolarios biológicos, vendedores de bañeras de burbujas, esotéricos de todo pelaje, poetas de la madre Naturaleza, editores y médicos alternativos… ¿Fue un error táctico? El caso fue que, cuando llegué a Vincennes en busca de mi héroe, lo hallé totalmente absorto en la elaboración de un guión de historieta que se negaba a abandonar para ir «a la Mejorana», como decía él, a dar una charla…

Yo insistí, alegando que nos esperaban y que no podíamos faltar a nuestra palabra, hasta que finalmente Jodorowsky aceptó a regañadientes subir a mi coche, no sin repetirme durante todo el trayecto: «Esto yo no lo siento, ¿comprendes…? No me parece que tengamos algo que hacer en la Mejorana…». Cuando llegamos al lugar en cuestión, encontramos lo peor: una sala abierta a los cuatro vientos, sin micrófono ni sillas, y un centenar de personas que habían venido a escuchar no a Jodorowsky, sino, a causa de un error de programación, al doctor Woestlandt, simpático autor de best-sellers médico-esotéricos…

Mientras yo me sulfuraba, mi genial cómplice, tras captar con una ojeada la magnitud de la catástrofe, me increpó en tono fatalista: «¿Lo ves? ¡Ya te lo decía yo!», y se dio media vuelta marchándose sin más…

Mi compañera corrió detrás de él y le suplicó que hablara de todas formas. Evidentemente sensible a las razones femeninas, Alejandro volvió sobre sus pasos y me dijo: «Está bien, esa gente quiere escuchar al doctor Westphaler; okay, ¿por qué no me presentas como si fuera él? Diles que soy el doctor Wiesen-Wiesen y que les voy a hablar…».

Tal vez hoy yo hubiera aceptado de buena gana el desafío; pero por entonces estaba todavía convencido de esa idea tradicional de que el doctor Woestlandt es el doctor Woestlandt, Gilles es Gilles y Jodorowsky es Jodorowsky… Ese concepto de lo real hacía imposible que me prestara a tamaña mascarada. En esas condiciones, improvisé unas sencillas palabras para presentar a mi peligroso amigo, el cual, plantándose ante su desconcertado público, comenzó a hablar en tono conciliador: «Miren, yo no soy el doctor Westphallus; pero eso es lo de menos, la persona no tiene importancia. Imaginen ustedes que soy el doctor Wiesen-Wiesen y háganme preguntas. Poco importa la persona, yo les contestaré como si fuera el doctor Wuf-Wuf…».

La gente, al comienzo, parecía atónita, pero muy rápidamente se entregó al sortilegio y entró en el juego de Jodorowsky, que, ante mi mirada incrédula, consiguió un rotundo éxito. A la hora del coloquio, invitó a sus improvisados oyentes, con entonación cantarina, a que le contaran sus problemas y aprovecharan así la suerte que el destino les había deparado: «Atención, hagan sus preguntas porque ésta es la última vez que vengo a la Mejorana…».

Después de visitar el stand de las ediciones Dervy para comprar el libro del doctor Woestlandt («hay que saber al menos quién es ese doctor Westphaler, ¿no?»), Alejandro entró en la cafetería, donde, en pocos segundos, se encontró rodeado de admiradores, y continuó regalando consejos y observaciones iluminadas, con una amabilidad extraordinaria.

Y así fue como una tarde que había empezado siendo un fiasco terminó en apoteosis.

Habría que hablar aquí también de su increíble intuición: no es raro que Alejandro, al ver por primera vez a una persona, le diga a bocajarro una verdad que ella creía tener perfectamente oculta, dejando en su interlocutor la tremenda impresión de estar frente a un mago omnisciente.

Un amigo -al que llamaremos Claude Salzmann- nunca podrá olvidar esa noche, a la salida de una conferencia que ya en sí había sido épica, en que nos sentamos en la terraza de un café de la Place Saint Sulpice y Alejandro, de golpe pero con delicadeza, se empeñó en hacerle una de esas revelaciones: «Escucha, Salzmann, ¿puedo hablarte? Eres amigo de mi amigo, y por eso voy a permitirme hablarte, ¿de acuerdo? Escucha, Salzmann, cuando te miro, veo a un hombre de naturaleza dividida: tu labio superior es muy diferente a tu labio inferior». (Miré a Claude y vi, por primera vez, ese rasgo notable de su fisonomía.) «Tu labio superior, muy delgado, es el de un hombre serio, espiritual, casi rígido, labio de asceta… Pero tu labio inferior, grueso, carnoso, es el labio de un hombre sensual, amante del placer… Sí, en ti coexisten esas dos naturalezas, Salzmann, y debes conciliarlas…» Aunque en sí parecía una ob- viedad, el comentario impresionó a mi amigo, quien precisamente en aquellos días parecía concentrado como nunca en armonizar esas dos inclinaciones, contradictorias para la lógica tradicional, pero complementarias para la profunda.

¿A cuántas personas habré escuchado decir que Alejandro, apoyado en una carta de su tarot o en su sola capacidad de observación, les había mostrado en una palabra el conflicto al que se enfrentaban en ese momento, sacando a la luz un misterioso secreto de su personalidad?

Un día lo visité con una amiga mía de la cual Alejandro nada sabía. Recuerdo haber quedado totalmente sorprendido al observar cómo, sin que ella hubiese preguntado aún, él concentraba en un par de frases, tras sacar ella las cartas, lo esencial de la situación en que se encontraba. No es extraño, entonces, que nuestro hombre suscite pasiones y devoción.

El rey Jodorowsky impera en su corte, rodeado de un enjambre de fieles para los cuales el Cabaret Místico representa una verdadera misa. Algunos, incluso, acuden desde hace años al oficio y siguen con devoción las más peregrinas ocurrencias del maestro…

Creo que huelga precisar que yo no formo parte de esa grey. Lo nuestro es, sobre todo, un diálogo entre amigos. De ahí esa sana perplejidad con que a veces recibo sus comentarios, y que también debido a esa amistad tiene el buen efecto de obligarle a precisar su pensamiento.

Porque su extraordinario brillo, que provoca siempre fascinación, puede también llevar a la duda e incluso a la irritación: por exactas que sean, muchas veces sus incisivas intuiciones pueden parecer apresuradas. Después de verlo entregado a sus terapias-relámpago en el marco del Cabaret, donde se enorgullece de liberar viejos nudos psicológicos en una sola noche, de un solo golpe de árbol genealógico salpimentado con una punta de «psicomagia», el espectador bien dispuesto, que a la vez conserva su buen sentido crítico, no podrá sino oscilar entre la admiración y el escepticismo, la estupefacción y la duda. Admiración y estupefacción, pues la actuación de este actor sin igual, su poder para sostener y guiar la energía de quinientas personas en una sala y la férrea pertinencia de sus observaciones cortan la respiración. Escepticismo y duda, por otra parte, pues esas veladas llenas de risas y emoción, en las cuales la miseria humana es colocada en escena con un enorme arrojo, donde complejos y traumas son sacados a la luz y tratados por el «maestro» con una sabia mezcla de perspicacia, exageración y benevolencia, son la primicia de un nuevo género, el del reality-show analítico-espiritual. De allí uno sale convencido e inquieto a la vez, preguntándose sobre el verdadero alcance y sobre los efectos a largo plazo de ese revoltijo artístico-terapéutico.

Hay algo de sacamuelas y de curandero de feria en este visionario que se autodenomina «tramposo sagrado». Pero, finalmente, esa faceta de «charlatán trascendente», que es parte importante del personaje Jodorowsky, está puesta al servicio de una rara energía compasiva. Podría decirse de Alejandro que es un bodhisattva a la salsa sudamericana, una salsa con mucha pimienta…

No se es tramposo sagrado con sólo empeñarse en serlo; bajo la desmesura y la aparente desenvoltura de este artista que se aparta de todos los cánones, hay mucho rigor -un rigor muy particular pero rigor al fin-, un potencial de creatividad inagotable, una profunda visión poética y, estoy convencido, mucha bondad.

Porque nuestro hombre tiene el corazón puro. Aun siendo rey, Jodorowsky no abusa del poder casi absoluto que le otorgan muchos de sus súbditos. Su Majestad es su propio bufón; nunca teme poner sus propias enseñanzas en tela de juicio con una buena dosis de humor. Aunque no desecha el homenaje de sus seguidores, tampoco muestra la menor intención de verse convertido en ídolo. Desinteresado por excelencia -como he podido comprobar en tantas ocasiones-, Jodorowsky sigue siendo, a mi modo de ver, crucialmente lúcido, consciente, tanto de sus poderes como de sus limitaciones. Él ha tenido la suerte de acercarse a verdaderos maestros -como el japonés Ejo Takata, que lo marcó con el hierro candente del zazén- y, sin embargo, no por eso se limita a ser gurú en el sentido estricto y noble de la palabra; él es más bien un genio benévolo e inquietante con el que cada cual puede andar un trecho del camino.

-Crece un poco – dijo un día Jodorowsky a su veinteañera hija Eugenia.
A lo que ésta replicó:
-¡Y tú redúcete un poco!
Que el mismo Alejandro cite, no sin orgullo, esa aguda respuesta de su hija dice mucho del personaje.

Servidor de la verdad, aunque a veces con cierto aire de farsante, saltimbanqui descarado que no pide sino callar e inclinarse ante quien lo supera, Jodorowsky pertenece, a todas luces, a la raza de los locos sabios. Si bien el clown místico puede inspirar fascinación o aversión inmediatas -y a veces también ambas cosas a la vez-, es mucho lo que se gana conociendo a este hombre en toda su riqueza interior.

Gilles Farcet

París, 1989-1993

Fragmento de Psicomagia. Esbozos de una terapia pánica (conversaciones con Gilles Farcet)

Científicos estudian niño indigo: Boriska – parte II

Pueden imaginarse, mientras todos estábamos sentados alrededor de la fogata del campamento, por la noche, un pequeño niño (como de aproximadamente 7 años de edad) de repente pidió la atención de todos. Encendido, él quiso contarles todo acerca de la vida en Marte, sobre sus habitantes y sus vuelos a la tierra,”

Siguió un gran silencio. ¡Fue increíble! El pequeño, con sus vivaces y gigantescos ojos estaba a punto de contar una magnífica historia sobre la civilización marciana, sobre ciudades megalíticas, sus naves espaciales y vuelos hacia los varios planetas, sobre un maravilloso país, Lemuria, cuya vida que él conocía detalladamente, puesto que el descendía allí desde Marte, tenía amigos allí… Su historia duró sobre una hora y media. Una persona fue lo suficientemente lista como para grabar toda la narración.

El chico poseía profundo conocimiento excepcional. Su intelecto estaba obviamente muy lejos de aquel de un típico niño de 7 años. No cualquier catedrático es capaz de narrar toda la historia de Lemuria y los Lemurianos y sus habitantes con tales detalles. Usted será incapaz de encontrar a alguien mencionando este país en los libros de texto de las escuelas. La ciencia moderna todavía no ha demostrado la existencia de otras civilizaciones.

Nosotros estábamos todos asombrados por lo que hablaba este joven chico. Estaba muy lejos de lo que los niños su edad hablaban. Su conocimiento de terminología específica, detalles y hechos de Marte y el pasado de la Tierra nos fascinó a todos.

Hoy, después de conocer a los padres de Boris (Boriska) y comenzar a conocer bien al chico, empiezo cuidadosamente a ordenar toda la información obtenida alrededor de esa fogata en el campamento.


Él nació en el pueblo de Volzhskii, en un hospital suburbano, aunque oficialmente, basado en los papeles, su lugar de nacimiento es el pueblo de Zhirnovsk, de la región de Volgograd. Su cumpleaños es el 11 de enero de 1996. (Quizás será útil para los astrólogos). Sus padres parecen ser personas maravillosas. Nadezhda, la madre de Boriska, es médico dermatóloga en una clínica pública. Ella se graduó del instituto médico de Volgograd no hace mucho, en 1991. El padre del chico es un funcionario jubilado. Ambos padres estarían contentos si alguien podría verter luz en el misterio detrás de su hijo. Mientras tanto, ellos simplemente lo observan y lo miran crecer.

-Después de que nació Boriska, yo noté que él era capaz de sostener su cabeza en 15 días, recuerda Nadezhda. Su primera palabra “baba”, la profirió cuando tenía 4 meses de edad y muy pronto después comenzó a hablar. A edad de 7 meses, él construyó su primera frase, “yo quiero un clavo.” Él dijo esta frase en particular después de notar un clavo pegado en la pared. Muy notablemente, sus habilidades intelectuales superaban sus habilidades físicas.


¿Cómo se manifestaron esas capacidades?


Cuando Boris tenía apenas un año de edad, comencé a darle letras (basadas en el sistema del Nikitin) y, ¿adivine qué? A la edad de 1 año y 5 meses era capaz de leer los titulares de los periódicos. No le llevó mucho tiempo experimentar con colores y sus sombras y matices.

Comenzó a pintar a los 2 años. Luego, poco después de cumplir los dos años, lo llevamos a una guardería de niños. Los maestros estaban todos atónitos y aturdidos por sus talentos y su inusual manera de pensar. El chico posee una memoria excepcional y una increíble capacidad de retener y asimilar nueva información. Sin embargo, sus padres pronto notaron que su niño había estado adquiriendo información de una manera única, de alguna otra parte… Nadie le ha enseñado eso alguna vez, revoca Nadya. Pero a veces, él se sienta en una posición del loto y comienza todas estas charlas. Él habla sobre Marte, sobre los sistemas planetarios, sobre civilizaciones distantes.

El cosmos, las interminables historias de otros mundos y los inmensos cielos, son como mantras diarios para él desde que tuvo 2 años. Fue entonces que Boriska nos contó sobre su vida anterior en Marte, sobre el hecho que el planeta estaba, de hecho, habitado, pero como resultado de la catástrofe más poderosa y destructiva, había perdido su atmósfera, y que hoy día, todos sus habitantes tienen que vivir en ciudades subterráneas. En ese entonces, él volaba bastante a menudo a la tierra por comercio y otros propósitos de investigación. Parece que Boriska piloteaba él mismo su nave espacial. Esto fue durante los tiempos de las civilizaciones de Lemuria.
 Él tenía un amigo de Lemuria que fue muerto ante sus propios ojos…

– Una importante catástrofe tuvo lugar en la Tierra. Un gigantesco continente fue consumido por aguas tempestuosas. Luego, de repente, una piedra maciza cayó en una construcción… mi amigo estaba allí…, relata Boriska. Yo no pude salvarlo.

Estamos destinados a encontrarnos alguna vez en esta vida. El chico visualiza todo el cuadro de la caída de Lemuria como si hubiera sucedido ayer. Él lamenta la muerte de su mejor amigo como si fuera su culpa. Un día, él notó un libro en la bolsa de su madre, titulado “¿De dónde venimos nosotros? por Ernst Muldashev. Uno debería haber podido ver la clase de felicidad y fascinación que este descubrimiento activó en el chico. Él estuvo hojeando las páginas durante horas, mirando bocetos de Lemurianos, fotografías del Tíbet. Entonces, comenzó a hablar acerca del alto intelecto de los Lemurianos…

¡Los Lemurianos eran de 9 metros de altura!

¿Era así? ¿Cómo puedes recordar todo esto?

– Yo lo recuerdo, contestó el chico.

Más tarde, él empezó a recordar otro libro escrito por Muldashev titulado “En busca de la Ciudad de los Dioses.” El libro está principalmente consagrado a las antiguas tumbas y pirámides. Boriska declaró firmemente que las personas encontrarán conocimiento bajo una de las pirámides (no la pirámide de Keops).

Todavía no ha sido descubierta.

La vida cambiará una vez se abra la Esfinge,” dijo él.

Agregó que la gran Esfinge tiene un mecanismo de apertura en alguna parte detrás de su oreja (pero no recuerda exactamente donde). El chico también habla con gran pasión y entusiasmo sobre la civilización maya. Según él, nosotros sabemos muy poco de esta gran civilización y sus personas. Lo más interesante es que Boriska piensa que hoy día, finalmente ha llegado el tiempo para que nazcan los especiales en la Tierra. El renacimiento del planeta está acercándose. El Nuevo conocimiento estará en gran demanda, una mentalidad diferente de terrestres.


– ¿Cómo sabes de estos niños dotados y por qué está pasando esto? ¿Tu eres consciente que ellos se llaman niños “índigo”?


– Yo se que ellos están naciendo. Sin embargo, todavía no he encontrado a nadie en mi pueblo. Quizás esta chica llamada Yulia Petrova pudiera ser una. Ella es la única que me cree. Otros simplemente se ríen de mis historias. Algo va a pasar en la tierra; por eso, estos niños son importantes. Ellos podrán ayudar a las personas. Los polos cambiarán. La primera catástrofe importante con uno de los continentes pasará en el 2009. La próxima tendrá lugar en 2013; será aun más devastadora.

– ¿No estás asustado de que tu vida pueda también acabar como resultado de esa catástrofe?

– No. No tengo miedo. Yo ya he vivido a través de una catástrofe en Marte. Allí todavía viven personas como nosotros. Pero después de la guerra nuclear, todo fue quemado. Algunas de esas personas lograron sobrevivir. Ellos construyeron resguardos, nuevos armamentos. Hubo allí también un cambio de continentes, aunque el continente no era tan grande. Los marcianos respiran gas. En caso de que ellos llegaran a nuestro planeta, hubieran tenido que estar conectados a tuberías y respirando en ellas.


– ¿Tu prefieres respirar oxígeno?


– Una vez que usted está en este cuerpo, se tiene que respirar oxígeno. Sin embargo, a los marcianos no les gusta este aire, el aire de la tierra, porque causa envejecimiento. Los marcianos son todos relativamente jóvenes, de unos 30-35 años aproximadamente. La cantidad de tales niños marcianos aumentará anualmente.


– Boris: ¿Por qué nuestras estaciones espaciales chocan antes de que lleguen a Marte?


– Marte transmite señales especiales apuntadas a destruirlas. Esas estaciones contienen radiación dañina.
 Yo estaba asombrado por su conocimiento de esta clase de radiación en “Phobos”. Esto es absolutamente verdad.

En 1988, un residente de Volzhsky, Yuri Lushnichenko, un hombre con poderes extrasensoriales intentó advertir a los líderes soviéticos sobre la inevitable caída de las primeras estaciones espaciales soviéticas “Phobos 1” y “Phobos2.” Él también mencionó esta clase de radiación “poco familiar” y dañina para el planeta. Obviamente, en ese entonces, nadie le creyó.


– ¿Qué sabes tu sobre múltiples dimensiones? ¿Sabes que uno no debe volar en trayectorias rectas, sino que maniobrando a través del espacio multi-dimensional?


Boriska inmediatamente se puso de pie y empezó a verter todos los conociemientos sobre OVNIS.


– “¡Nosotros despegamos y aterrizamos casi momentáneamente en la Tierra!”

El chico toma una tiza y comienza a dibujar un objeto oval en una pizarra.

“Consiste en seis capas,” dice él. 25% de capa exterior, hecha de metal durable, 30% segunda capa hecha de algo similar al caucho, la tercera capa comprende de un 30% de nuevo de metal. El 4% final está compuesto de una capa magnética especial. “Si cargamos esta capa magnética con energía, esas máquinas serán capaces de volar a cualquier parte en el Universo.”

– ¿Tiene Boriska alguna misión especial que cumplir? Es él consciente de ello? Yo formulo estas preguntas a sus padres y al chico mismo.

– “Él dice que puede suponer”, – dice su madre. Dice que él sabe algo sobre el futuro de Tierra. Dice que la información jugará un papel más importante en el futuro…


– Boris, cómo sabes todo esto?

– Está dentro de mí..


– Boris, dinos por qué se enferman las personas.


- La enfermedad viene de la incapacidad de las personas de vivir correctamente y ser feliz… Usted debe esperar a su mitad cósmica.

Uno nunca debe involucrarse ni interferir en los destinos de otras personas. La gente no debería sufrir debido a sus errores pasados, sino que entrar en contacto con lo que ha sido predestinado para ellos e intentar alcanzar esas alturas y seguir moviéndose para conquistar sus sueños.

Usted tiene que ser más compasivo y bondadoso de corazón. En caso de que alguien lo golpease, abrace a su enemigo, discúlpese y arrodíllese mentalmente ante él. En caso de que alguien lo odie, ámelo con todo su amor y dedicación y pídale perdón. Éstas son las reglas del amor y la humildad.

¿Sabe usted por qué murieron los Lemurianos? Yo también soy parcialmente parte del motivo. Ellos no quisieron desarrollar más su espiritualidad. Se salieron de su trayectoria predestinada, destruyendo así la total integridad del planeta. El Camino de la magia lleva a un callejón sin salida.

¡El amor es la Verdadera Magia!


– ¿Cómo sabes tu todo esto?


– Yo lo se

Boriska atrapó la atención de científicos rusos. Especialistas del Instituto de Magnetismo de la Tierra y ondas de Radio de la Academia rusa de Ciencias fotografiaron el aura del chico, que resultó ser extraordinariamente fuerte. “Tiene un espectrograma anaranjado, lo cual dice que él es una persona alegre, de un intelecto poderoso,” dijo el catedrático, Vladislav Lugovenko.

“Hay una teoría según la cual el cerebro humano tiene dos tipos de memoria básicos: memoria de trabajo y memoria remota. Una de las habilidades más notables del cerebro humano es su habilidad de guardar información acerca de experiencias, emociones y pensamientos, tanto interior como exteriormente, en el único espacio informativo del Universo. Hay algunos individuos únicos que pueden deducir información de ese campo. En mi opinión, cada ser humano está conectado con el espacio por medio de energías canalizadas,” dijo el científico.

Ls personas que poseen habilidades únicas nacieron en todos los continentes habitados del globo durante los últimos 20 años. Los científicos llaman a tales niños, “niños índigos.”

Boriska es uno de ellos. Al parecer, los niños índigos tienen una misión especial para cambiar nuestro planeta. Muchos de ellos tienen espirales de ADN enmendadas, lo cual les da increíblemente un fuerte sistema inmunológico, que puede derrotar incluso el SIDA. Yo me he encontrado a tales niños en China, India, Vietnam, y así sucesivamente. Estoy seguro que ellos cambiarán el futuro de nuestra civilización” dijo Vladislav Lugovenko.

Mientras las agencias espaciales líderes del mundo están intentando encontrar rastros de vida en el planeta Marte, Boriska de once años de edad les dice a sus padres y amigos todo lo que él sabe acerca de la civilización marciana. Boriska recuerda su vida pasada.


– ¿Boriska, tu realmente viviste en Marte, como cuentan las personas por estos alrededores?


– Sí, es verdad. Yo recuerdo ese tiempo, cuando tenía 14 o 15 años. Los marcianos estaban emprendiendo guerras todo el tiempo por lo que yo, a menudo tuve que participar en incursiones aéreas con un amigo mío.
Nosotros podíamos viajar en el tiempo y volar en el espacio en naves espaciales redondas pero nosotros observábamos la vida en el planeta Tierra en naves triangulares. Las naves espaciales marcianas son muy complicadas. Ellas son en capas, y pueden volar por todo el Universo.



– ¿Hay vida en Marte ahora ?


– Sí, la hay, pero el planeta perdió su atmósfera hace muchos años, como resultado de una catástrofe global. Pero las personas marcianas todavía viven allí bajo el suelo Ellos respiran gas carbónico.


– ¿Cómo se ven esas personas marcianas?

– Ellos son muy altos, más de siete metros de alto. Poseen increíbles cualidades.

“Cuando mostramos a nuestro chico a una variedad de científicos, incluso ufólogos, astrónomos e historiadores, todos ellos estuvieron de acuerdo que sería imposible inventarse todas estas historias” dice la madre.  Los doctores de medicina tradicional reconocen las inusuales habilidades del chico, aunque ellos, por supuesto, no dicen que el chico vivió en Marte en su vida pasada.

Fuente: vidaconsciente.wordpress.com

¿Es real el nuevo discurso de AMLO?

Más relajado, pero franco y directo, Andrés Manuel López Obrador define lo que para él significa una “República amorosa”. Es un país, explica, en el que se deben privilegiar los principios y prevalecer un código moral y el amor al prójimo, donde sólo siendo buenos se puede ser feliz.

“No es una utopía, sí se puede”, insiste.

Niega que se trate de un nuevo lenguaje político-religioso, aunque acepta que es una doctrina y una filosofía. “Nosotros lo que queremos es una renovación”, explica López Obrador, en una entrevista concedida a Carmen Aristegui, en la que lamenta que hayan hecho de él “una leyenda negra”.

“Hay que fortalecer los valores, el amor a la patria, al prójimo, a la familia…”,  “Ahora soy un humanista, que lucha por los demás”, afirma a la periodista, a quien le explica que no tiene un doble discurso.

Para López Obrador la decadencia del país tiene que ver con la carencia de bienes materiales, con la falta de empleos, de ingresos suficientes, con la crisis económica y de bienestar social.

Pero también tiene que ver con la pérdida de valores, culturales, morales y espirituales, hay un desequilibrio“, comentó.

“Cuando hablo de una República amorosa, estoy pensando en que debemos fortalecer los valores. El amor a las familias, el amor al prójimo, el amor a la patria. Es fundamental un código moral. Llegar a la conclusión y la esencia de que sólo siendo buenos podemos ser felices”, expuso López Obrador.

Fuente: MVS Noticias

Este blog no es ni será partidario de ningún color o bandera de ningún tipo, sin embargo es notable el hecho de que entre todo el magma oscuro de podredumbre que hay en la politica exista alguien que piense diferente, ¿Sera acaso que mientras estuvo de viaje a traves de los pueblos donde estan  las venas donde corre la sangre indigena ancestral de nuestra cultura haya tenido una revelación acerca de cual era su misión? de ser así es un momento de alegria por contemplar una persona más que en estos tiempos de cambio a visto un nuevo horizonte, aquel en el que nos unimos en una sola consciencia.

Quién sabe, quizá solo sea una estrategia política, pero aún así su mensaje tiene que ponernos a pensar en lo que hemos dejado de dar y esperamos recibir de los demás.

Perro sobrevive a cámara de gas milagrosamente y ahora tiene hogar

Este perrito que ahora tiene un hogar en Nueva Jersey, sobrevivío inexplicablemente a la camara de gases con la que sacrifican a los perros en una perrera del estado de Alabama.  Los socorristas que lo vieron salir de la camara meneando la cola lo han bautizado  “Daniel”, como el profeta bíblico que sobrevivió en la cueva de los leones. Hasta ahora nadie ha explicado como es que pudo sobrevivir.

Vaya que esta realidad tiene formas “mágicas” o inverosímiles de manifestarse, diariamente suceden muchas de ellas pero no nos percatamos, es en estos casos cuando da la vuelta al mundo que nos detenemos un segundo a pensarlo y preguntarnos como funciona este plano en el que vivimos.

Nasrudin visita la India

 

El celebre y contradictorio personaje sufi Mulla Nasrudin visito la india.Llego a Calcuta y comenzo a pasear por una de sus abigarradas calles. De repente vio a un hombre que estaba en cuclillas vendiendo lo que Nasrudin creyo que eran dulces, aunque en realidad se trataban de chiles picantes. Nasrudin era muy goloso y compro una gran cantidad de los supuestos dulces , dispuesto a darse un gran atrancon.Estaba muy contento, se sento en el parque y comenzo a comer chiles a dos carrillos: Nada mas morder el primero de los chiles sintio fuego en el paladar. Eran tan picante aquellos chiles que se le puso roja la punta de la nariz y comenzo a soltar lagrimas hasta los pies. No obstante , Nasrudin continuaba llevandose sin parar los chiles a la boca. Estornudaba, lloraba, hacia muecas de malestar, pero seguia devorando los chiles. Asombrado un paseante se aproximo a el  y le dijo:

-Amigo ¿no sabe que los chile se comen en pequeñas cantidades?,

casi sin poder hablar , Nasrudin comento:

-buen hombre creeme yo pense que estaba comprando dulces.

Pero Nasrudin seguia comiendo chiles, el paseante dijo:

-bueno, esta bien, pero ahora ya sabes que no son dulces ¿porque sigues comiéndolos?

Entre toses y sollozos, Nasrudin dijo:

Ya que he invertido en ellos mi dinero, no los voy a tirar.

El maestro dice:

No seas como Nasrudin. Toma lo mejor para tu evolución interior y arroja lo innecesario o pernicioso, aunque hayas invertido años  en ello.


Dialogo a fondo con Carlos Castañeda. Parte II


por: Graciela N. V. Corvalán

- Varios meses más tarde, la Gorda (María Elena) me llamó por teléfono para trasmitirme un mensaje de Carlos Castaneda. En esa conversación, me dijo que la señora Tolteca se llamaba doña Florinda, y que se trataba de una persona muy elegante, vivaracha e inquieta. La señora Tolteca debe tener unos 50 años.

“La Sra. Tolteca es la que ahora me enseña. Ella es responsable de todo. Todos los otros, la Gorda y yo somos nada”.

Quisimos saber si ella sabia que iba a encontrarse con nosotros así como de sus otros planes.

“La Sra. Tolteca lo sabe todo. Ella me mandó a Los Ángeles para que conversara con Ud. - nos respondió dirigiéndose a mi-. Ella sabe de mis proyectos, y que voy a Nueva York”.

Quisimos también saber como era ella. “¿Es joven? ¿Es vieja?” -le preguntamos.

“La Sra. Tolteca es una mujer muy fuerte. Sus músculos se mueven de una manera muy peculiar. Es vieja, pero una de esas viejas que lucen así a fuerza de maquillaje”.

Era difícil explicar cómo era ella. En su intento, Castaneda buscó un punto de referencia y nos recordó la película Gigante.

“¿Recuerdan Uds. -nos pregunto- esa película en que trabajaban James Dean y Elizabeth Taylor? Allí E. Taylor hace de mujer madura aunque en realidad ella era muy joven. Esa misma impresión me causa la mujer Tolteca: un rostro con maquillaje de vieja sobre un cuerpo aún joven. También diría yo que ella se hace la vieja.”

“¿Conocen Uds. el National Enquirer? -continuó sueltamente-. Un amigo mío se encarga de guardármelos aquí en Los Ángeles, y cada vez que vengo los leo. Es lo único que aquí leo… Precisamente en ese periódico (recientemente) vi unas fotos de Elizabeth Taylor.

¡Ahora sí que está grande de verdad!”.

Este comentario, de algún modo sintetizó su juicio con respecto a la inmensa producción de noticias que caracteriza a nuestra época. Este comentario también encierra un juicio respecto al valor de toda la cultura occidental. Todo está al nivel del National Enquirer.

Nada de lo que Castaneda dijo esa tarde fue casual. Los distintos trozos de información que él proporcionó apuntaron a crear una determinada impresión en nosotros. En esta intención de Castaneda no había nada equívoco; al contrario su interés fue transmitir la verdad esencial de la enseñanza en que están envueltos.

Continuamos hablando de la señora Tolteca y Castaneda nos dijo que ella se va pronto.

“Ella nos ha dicho que en su lugar van a venir otras dos señoras. La mujer Tolteca es muy estricta. ¡Sus demandas son terribles!(10) Ahora bien, si la mujer Tolteca es brava puede que las dos que vienen sean mucho peores. ¡Pueda ser que no se vaya todavía! Uno no puede dejar de querer ni puede impedir que el cuerpo se queje y tema la severidad de la empresa… Sin embargo, no hay modo de alterar el destino. ¡Ahí me agarró, entonces!

10 - Por teléfono, la Gorda también insistió en que la Sra. Tolteca era muy “brava” y en que si bien a ella la quiere más que a Castaneda no estaría mal que la quisiera un poco más. “Andamos con todo el cuerpo magullado de los golpes que nos da ” -dijo.

“Yo no tengo más libertad -siguió- que la de ser impecable porque sólo si soy impecable cambio mi destino; es decir, me voy de puntillas por el costado izquierdo del águila. Si no soy impecable, no cambio mi destino y el águila me devora.”

“El Nagual Juan Matus es un hombre libre. El es libre cumpliendo con su destino. ¿Me comprenden Uds.? No sé si entienden lo que quiero decir” -preguntó preocupado.

“¡Claro que lo entendemos! -replicamos con vehemencia. Tanto en esto último como en muchas otras cosas que Ud. nos ha referido hasta ahora encontramos gran similitud con lo que sentimos y vivimos diariamente”.

“Don Juan es un hombre libre –continuó-. El busca la libertad, su espíritu la busca. Don Juan está libre de ese prejuicio básico; el prejuicio perceptivo que no nos deja ver la realidad”.

Lo importante de todo eso que veníamos hablando reside en la posibilidad de desbaratar el círculo de las rutinas. Don Juan le hacía hacer numerosos ejercicios para que tomara conciencia de sus rutinas. Entre ellos está el de “caminar en la oscuridad” y la “marcha de poder”.

¿Cómo romper ese círculo de las rutinas? ¿Cómo quebrar ese arco perceptivo que nos une a esa visión ordinaria de la realidad? Esa visión ordinaria que nuestras rutinas contribuyen a fijar es, precisamente lo que Castaneda denomina “la atención del tonal” o “el primer anillo de la atención”.

“Romper ese arco perceptivo no es tarea fácil, puede demorar años. La dificultad conmigo – afirmó riendo- es que soy muy testarudo. A las malas fui haciendo las cosas. Por esto es que, en mi caso, don Juan tuvo que usar drogas… y así es como quedé… ¡Con el hígado en la acequia!

“En la línea del no-hacer se logra desbaratar las rutinas y tomar conciencia” –explicó Castaneda. Al decir esto se levantó y comenzó a caminar hacia atrás mientras nos recordaba una técnica que don Juan le había enseñado: la de caminar hacia atrás con la ayuda de un espejo. Castaneda siguió refiriéndonos que para facilitarse la tarea ideó un artefacto de metal (como un aro que a modo de corona se sostenía en la cabeza) en el cual había fijado el espejo. De esa manera, pudo practicar el ejercicio y tener libres las manos.

Otros ejemplos de técnicas del no-hacer serían la de ponerse el cinturón al revés y la de llevar los zapatos cambiados. Todas estas técnicas tienen como objetivo hacerlo a uno consciente de lo que en cada momento se está haciendo. “Desbaratar las rutinas -dijo- es él modo que tenemos de darle al cuerpo sensaciones nuevas. El cuerpo conoce…”.

Seguidamente Castaneda nos refirió algunos de los juegos que los jóvenes toltecas practican durante horas. “Son juegos de no-hacer -explicó-. Juegos en los que no hay reglas fijas sino que éstas se van creando a medida que se juega”.

Parece que al no haber reglas fijas, la conducta de Los jugadores no es previsible y, en consecuencia todos deben estar muy atentos. “Uno de estos juegos -continuó- consiste en darle al adversario señales falsas. Es un juego de jalar o tirar “.

Según dijo, en ese juego de jalar intervienen 3 personas y hacen falta dos postes y una soga. Con la soga, se ata a uno de los jugadores y se lo cuelga de los postes. Los otros dos jugadores deben tirar de los extremos de la soga y tratar de engañarse dándose señales falsas. Todos tienen que estar muy atentos para que cuando uno tire, el otro también lo haga y la persona que está colgada no quede torcida.

Las técnicas y juegos de no-hacer desarrollan la atención. Se puede decir que son ejercicios de concentración puesto que obligan a los que los practican a estar plenamente conscientes de lo que hacen. Castaneda comentó que la senectud consistiría en haber quedado encerrado en el círculo perfecto de las rutinas.

“La manera de enseñar de la señora Tolteca es ponernos en situaciones. Creo que es la mejor manera porque al ponernos en situaciones descubrimos que no somos nada. El otro camino es el del amor propio, el del orgullo personal. Por este último camino nos vamos transformando en detectives, siempre atentos a todo lo que nos puede pasar y ofender. -

¿Detectives?- ¡sí! Nos lo pasamos buscando evidencias de si nos quieren o no nos quieren.

Así centrados en nuestro ego no hacemos otra cosa que fortalecerlo. Según la mujer Tolteca, lo mejor es empezar considerando que nadie nos quiere”.

Castaneda nos dijo que para don Juan, el orgullo personal semeja a un monstruo de 3.000 cabezas. “Uno destruye y abate cabezas pero siempre otras se levantan… ¡Es que uno tiene todos los trucos!” -exclamó. Con los trucos parece que nos auto engañamos creyendo que somos alguien.

Le recordé, entonces, la imagen de cazar las debilidades “como se recogen los conejos de una trampa”, que aparece en su libro. “SI -me respondió-, hay que estar constantemente en acecho”.

Quisimos que nos explicara el modo de comer que tienen. Castaneda nos dijo que los toltecas comen un sólo tipo de alimento por vez, pero que lo hacen más seguido. “Los toltecas comen todo el día”- comentó en tono casual.” (11)

11 - En esta afirmación de Castaneda se puede ver el deseo de romper la imagen que la gente tiene del hechicero o brujo -seres con poderes especiales que no tienen las mismas necesidades del resto de las mortales. Al decir que “comen todo el día”, Castaneda los unió al resto de los hombres.

Según Castaneda, la mezcla de alimentos-por ejemplo, comer carne con papas y verduras es

muy mala para la salud. “Esta mezcla es muy reciente en la vida de la humanidad -afirmó. Comer un sólo alimento ayuda a hacer la digestión y es mejor para el organismo.”

“Cierta vez don Juan me acusó de que yo siempre me sentía mal. ¡Se imaginan que me defendí! Sin embargo, luego me di cuenta de que él tenía razón y aprendí. Ahora me siento bien, fuerte y sano.”

También el modo de dormir que ellos tienen es distinto al de la mayoría de nosotros. Lo importante es darse cuenta de que se puede dormir de muchas maneras. Según Castaneda, se nos ha enseñado a acostarnos y a levantarnos a una determinada hora porque eso es lo que la sociedad quiere de nosotros. “Así, por ejemplo -dijo Castaneda-, los papás acuestan a los niños para sacárselos de encima”. Todos nos reímos porque algo de razón había en eso.

“Yo duermo todo el día y toda la noche -continuó-, pero si sumo las horas y minutos que duermo no creo que lleguen a más de cinco horas por día”. Dormir de esta manera requiere, por parte de la persona, la habilidad de ir directamente al sueño profundo.

Volviendo a Joe Córdoba y su Sra., Castaneda nos dijo que un día la señora Tolteca vino y les dijo que no estaban trabajando lo suficiente. “Nos mandó a que organizásemos un negocio bastante grande de landscaping, algo así como diseño y arreglo de jardines.”

“Esta nueva tarea de la señora Tolteca no era nada pequeña. Tuvimos que contratar a un grupo de gente para que nos ayudase a hacer los trabajos durante la semana, mientras nosotros estábamos en la cafetería. Durante los fines de semana nos dedicábamos exclusivamente a los jardines. ¡Tuvimos mucho éxito!”

“La Gorda es una persona muy emprendedora. Ese año trabajamos muchísimo… Durante la semana estábamos en la cafetería y durante los fines de semana puro manejar el camión y podar árboles. ¡Las demandas de la mujer Tolteca son muy grandes!”

“Recuerdo -siguió diciendo Castaneda- que en cierta oportunidad estábamos en casa de un amigo cuando llegaron los periodistas buscando a Carlos Castaneda. Eran unos periodistas del New York Times. Cosa de pasar inadvertidos (13) la Gorda y yo nos pusimos a plantar árboles en el jardín de mi amigo. A la distancia los vimos entrar y salir de la casa. Entonces fue cuando mi amigo nos gritó y maltrató muchísimo delante de los periodistas. Parece que a Joe Córdoba y a su Sra. se los podía gritar sin consecuencias. Ninguno de los que allí estaba presente salió en nuestra defensa. ¿Quiénes éramos nosotros? ¡Allí, sólo los pobres y los perros trabajan al sol!

“Así fue como entre mi amigo y nosotros engañamos a los periodistas. A mi cuerpo, sin embargo, no lo pude engañar. Tres años anduvimos envueltos en la tarea de darle al cuerpo experiencias que le hicieran darse cuenta de que, en verdad, no somos nada. La verdad es que el cuerpo no es el único que sufre. La mente también está acostumbrada a constantes estímulos. El guerrero, sin embargo, no tiene estímulos del medio; él no los necesita. ¡Qué mejor lugar, entonces, que aquel en donde estábamos! ¡Allí nadie piensa!”

Continuando con la historia de sus aventuras, Castaneda comentó que más de una vez a él y a la Gorda los echaron a patadas a la calle. “Otras veces, yendo en camión por la carretera, nos empujaban a los bordes del camino. ¿Qué alternativa teníamos? ¡Mejor es dejarlos pasar!”

Por todo lo que Castaneda nos venía diciendo, parece que la tarea de esos años tuvo que ver con “aprender a sobrevivir en circunstancias adversas”, y con “la experiencia de la discriminación”. Esto último, “algo muy difícil de soportar pero muy informativo” –concluyó con gran calma.

El objetivo de la tarea consiste en aprender a sustraerse al impacto emocional que la discriminación provoca. Lo importante es no reaccionar, no enojarse. Si uno reacciona, se está perdido. “Uno no se ofende con el tigre cuando ataca -explicó-; uno se hace a un lado y lo deja pasar”.

“En otra oportunidad, la Gorda y yo encontramos trabajo en una casa, ella de sirvienta y yo de mayordomo. ¡No se imaginan cómo terminó eso! Nos echaron a la calle a patadas y sin sueldo. ¡Más aún! Para protegerse de nosotros en el caso de que protestáramos, habían llamado a la policía local. ¡Se imaginan! Estuvimos presos por nada”.

“Ese año, la Gorda y yo lo pasamos trabajando muy duro y sufriendo grandes privaciones.

Muchas veces no teníamos nada para comer. Lo peor fue que no podíamos quejarnos ni teníamos el apoyo del grupo. En esa tarea estuvimos solos y no pudimos escapar. De cualquier modo, aunque hubiésemos podido decir quiénes éramos nadie nos habría creído.

La tarea es siempre total.”

“Verdaderamente, yo soy Joe Córdoba -continuó Castaneda acompañando sus palabras con todo su cuerpo-; y esto es muy lindo porque ya no se puede caer más. Ya he llegado a todo lo bajo que se puede llegar. Eso es todo lo que soy”. Con estas últimas palabras tocó el suelo con las manos.

“Como les dije antes, cada uno de nosotros tiene tareas distintas que cumplir. Los Genaros son muy listos; Benigno está ahora en Chiapas y le va muy bien. Tiene un grupo de música.

Benigno posee a maravillas el don de imitar; imita a Tom Jones y a muchos más. Pablito es el mismo de siempre; es muy flojo. Benigno es el que hace los ruidos y Pablito los festeja.

Benigno es el que trabaja y Pablito recoge los aplausos.”

“Ahora -dijo a modo de conclusión- todos hemos terminado las tareas que veníamos haciendo y estemos preparándonos para tareas nuevas. La señora Tolteca es la que nos manda”.

“Acabó de entregar un nuevo manuscrito a mi agente, -nos respondió Castaneda-. En este manuscrito, la señora Tolteca es la que enseña. No podía ser de otra manera… Su título es posible que sea El acecho y el arte de estar en el mundo (12). Allí está toda su enseñanza.

Ella es la responsable de este manuscrito. Una mujer tenía que ser la que enseñase acerca del arte del acecho. Las mujeres lo conocen bien porque han vivido siempre con el enemigo; es decir, siempre han andado ¡de puntillas! en un mundo masculino.

Precisamente por eso, porque las mujeres tienen una larga experiencia en este arte, la señora Tolteca es la que tiene que dar los principios del acecho.”

12 - Recientemente, Simon and Schuster de Nueva York, anunció un nuevo libro de Carlos Castaneda. Su título es The Flight of the Eagles (El vuelo de las águilas).

“En este último manuscrito, sin embargo, no hay nada concreto acerca de la vida de Joe Córdoba y su Sra. No puedo escribir en detalle sobre esa experiencia porque nadie lo comprendería ni lo creería. Puedo hablar de éstas con muy pocos… Si, la esencia de la experiencia de los últimos tres años está en el libro”.

Volviendo a la señora Tolteca y a su modalidad, Castaneda nos dijo que ella era muy diferente a don Juan. “Ella a mi no me quiere -insistió: a la Gorda. en cambio, ¡sí que la quiere! A la mujer Tolteca no se le puede preguntar nada. Antes de que uno le hable, ella ya sabe lo que tiene que decir. Además, hay que temerle; cuando se enoja, pega” – concluyó haciendo muchos gestos que indicaban su temor.

Quedamos un rato en silencio. El sol había bajado y sus rayos nos llegaban por entre los troncos de los árboles. Sentí un poco de fresco. Calculo que serían alrededor de las siete de la tarde.

Castaneda pareció también tomar conciencia de la hora. “Es tarde ya -nos dijo- ¿Qué les parece si vamos a comer algo? ¿Los invito?”

Nos levantamos y comenzamos a caminar. Por una de esas ironías Castaneda cargó por un trecho con mis notas y sus libros. Lo mejor era dejar todo en el auto. Así lo hicimos.

Libres de bultos, caminamos unas cuantas cuadras en animada conversación.

Todo lo que ellos han logrado requiere años de preparación y práctica. Un ejemplo es el ejercicio del sueño. “Eso que parece una tontería -afirma Castaneda enfático-, es muy difícil de lograr”.

El ejercicio consiste en aprender a soñar a voluntad y en forma sistemática. Se empieza por soñar con una mano que entra al campo visual del soñador. Luego, se ve todo el brazo. Se continúa en forma progresiva hasta poder verse a uno mismo en el sueño. La otra etapa consiste en aprender a usar los sueños. Es decir, una vez que se ha logrado controlarlos, hay que aprender a actuar en ellos. “Así, por ejemplo -dijo Castaneda, se sueña con uno mismo que se sale del cuerpo y que abre la puerta y sale a la calle. La calle es entonces, ¡algo inaudito! Algo en uno se sale de uno; algo que se logra a voluntad”.

Según Castaneda, el soñar no toma tiempo. Es decir, el soñar no ocurre en el tiempo de nuestros relojes. El tiempo del sueño es algo muy compacto.

“La mujer Tolteca -continuó Castaneda-dice que el soñar ocurre en el tiempo de P.

¿Por qué? Yo no lo sé. Así es como ella dice”.

Castaneda nos dio a entender que en sueños se produce un inmenso desgaste físico. “En sueños se puede vivir mucho -dijo-, pero el cuerpo se resiente. Mi cuerpo lo siente mucho…

Después queda como una torpeza de años”.

Varias veces, al tocar este tema del sueño, Castaneda diría que lo que ellos hacen en sueños tiene un valor pragmático. En Relatos de poder, se lee que las experiencias de los sueños y las de la vigilia “adquirían la misma valencia pragmática”, y que para los brujos “los criterios para diferenciar entre sueño y vigilia se hacían inoperantes (p. 21)”.

Eso de las salidas o viajes fuera del cuerpo físico despertó agudamente nuestro interés, y quisimos saber más sobre esas experiencias.

Nos respondió aclarando que cada uno de ellos ha logrado experiencias distintas. “La Gorda y yo, por ejemplo, nos vamos juntos. Ella me toma del antebrazo y… nos vamos”.

Nos explicó también que el grupo tiene viajes comunales. Todos están en constante entrenamiento cuyo objetivo sería ¡llegar a ser testigos! “Llegar a ser testigos significa afirmó Castaneda- que ya no se puede juzgar nada: Es decir, se trata de un ver eterno que equivale a no tener más prejuicios”.

Josefina parece tener grandes habilidades para estos viajes en el cuerpo de sueño. Ella se lo quiere llevar y lo tienta contándole maravillas. La Gorda es la que siempre lo salva.

“Josefina tiene gran facilidad para romper ese arco de la reflexibilidad. Ella es loca, ¡loquita!

-exclamó-. Josefina vuela muy lejos. pero no quiere irse sola y siempre vuelve. Vuelve y me busca… ¡Me da reportajes que son de maravilla!·”

Según Castaneda, Josefina es un ser que en este mundo no puede funcionar. “Aquí –dijo habría

terminado internada en alguna institución”.

Josefina es un ser “sin ataduras” a lo concreto; ella es etérea. “En cualquier momento puede irse definitivamente”. La Gorda y él son, en cambio, mucho más cautelosos en sus vuelos. La Gorda, particularmente, representa la estabilidad y el equilibrio que en alguna medida a él le falta.

Después de una pausa, le recordé esa visión del domo inmenso que en The Second Ring of Power se presenta como el lugar del encuentro y donde don Juan y don Genaro estarían esperándolos.

“La Gorda también tiene esa visión -comentó pensativo-. Eso que vemos no es un horizonte terrestre. Es algo muy llano y árido en cuyo horizonte vemos levantarse como un arco inmenso que todo lo cubre y que avanza hasta llegar al cenit. En ese punto del cenit se ve una gran luminosidad. Diría que es algo así como una cúpula que emite una luz de color ámbar”.

Procuramos presionarlo con preguntas para que nos diera mas información sobre esa cúpula.”¿Qué es? ¿Dónde está?” -inquirimos.

Castaneda nos respondió que por el tamaño de lo que ven, puede ser un planeta. En el cenit-agregó-hay como un gran viento”.

Por la brevedad de su respuesta, nos dimos cuenta de que Castaneda no quería hablar mucho sobre ese tema. Es posible, también, que no pudiera encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que veían. Sea como fuere, es evidente que esas visiones, esos vuelos en el cuerpo de sueño, son un constante entrenamiento para el viaje definitivo, ese salirse por el costado izquierdo del águila, ese salto final que se llama muerte, ese dar fin a la recapitulación, ese poder decir “estamos listos” en el cual nos llevamos todo lo que somos, pero nada más que lo que somos.

“Según la mujer Tolteca -nos confió Castaneda-, esas visiones son aberraciones mías. Ella piensa que ése es mi modo inconsciente de paralizar las acciones; es decir, la manera que tengo de decir que no quiero irme del mundo. La mujer Tolteca dice también que con mi actitud estoy deteniéndola a la Gorda en sus posibilidades de un vuelo más fecundo o más productivo”.

Don Juan y don Genaro eran grandes soñadores. Tenían un control absoluto del arte. “Me asusta -exclamó de pronto Castaneda, llevándose la mano hacia la frente- el hecho de que nadie note que don Juan es un soñador inaudito. Lo mismo se puede decir de don Genaro.

Don Genaro, por ejemplo, es capaz de llevar su cuerpo de sueño a la vida de todos los días .

El gran control de don Juan y don Genaro se evidencia en ese no ser notados o pasar inadvertidos (13). “Todo lo que ellos hacen -continuó con entusiasmo- es digno de elogio. De don Juan, admiro intensamente su gran control, compostura y serenidad.

13 - En todos los libros, Castaneda se ha referido a eso de “no ser notado” y “pasar inadvertido”. En “The Second Ring of Power”, Castaneda recuerda las veces que don Juan le había ordenado que se concentrara “en no ser obvio”. Néstor, también, dice “que don Juan y don Genaro aprendieron a no ser notados en medio de todo esto.” Los dos son maestros en el arte del “acecho”. De don Genero, la Gorda dice que “estaba en su cuerpo de sueño la mayor parte del tiempo”.

De don Juan, jamás se podrá decir que es un viejo senil.

“No pasa así con otra gente. Hay aquí en el campus, por ejemplo, un viejo profesor que cuando yo era un muchacho era ya famoso. En aquel entonces, él estaba en el pico de su robustez física y de su creatividad intelectual. Ahora… ¡Allí está mascando su lengua de corcho! Ahora puedo verlo tal como es, como un viejo senil. De don Juan, en cambio, jamás podré decir algo así. Su ventaja respecto a mi es siempre abismal”.

En la entrevista con Sam Keen, Castaneda dice que cierta vez don Juan le preguntó si pensaba que los dos eran iguales. Aunque él realmente no pensaba que lo fueran, en un tono condescendiente le dijo que sí. Don Juan lo escuchó pero no aceptó su veredicto. “No creo que lo seamos -le dijo-, porque yo soy cazador y un guerrero y tú no eres más que un “pimp”. Yo estoy dispuesto en cualquier momento a ofrecer la recapitulación de mi vida. Tu pequeño mundo lleno de tristezas e indecisiones no, puede ser nunca igual al mío ” (14).

14 - Sam Keen, Voices and Visions (New York: Harper and Row, 1976)

En todo lo que Castaneda nos había contado se pueden encontrar paralelismos con otras corrientes y tradiciones del pensamiento místico. En sus mismos libros se citan autores y obras de la antigüedad y del presente. Le recordé que, entre otros, se hace referencia a El libro egipcio de los muertos, al Tractatus de Wittgenstein, a poetas españoles como San Juan de la Cruz y Juan Ramón Jiménez, y a escritores latinoamericanos como el peruano César Vallejo.

“Sí -respondió-, en mi auto siempre hay libros, muchos libros. Cosas que me mandan unos y otros. Le solía leer trozos de esos libros a don Juan… A él le gusta la poesía. ¡Claro es que sólo le gustan las cuatro primeras líneas! Según él, lo que sigue es una idiotez. Dice que después de la primera estrofa se pierde la fuerza, que es pura repetición”.

Uno de nosotros le preguntó si había leído o si conocía las técnicas yogas y las descripciones de los distintos planos de la realidad que ofrecen los libros sagrados de la India.

“Todo eso es maravilloso -dijo-. He tenido, además relaciones bastante estrechas con gente que trabaja en la Hatha Yoga “.

 “Don Juan fue quien me encargó que diera testimonio de una tradición -dijo Castaneda-. El mismo insistió en que aceptara entrevistas y diera conferencias para promocionar los libros.

Después me hizo cortar con todo porque ese tipo de tarea quita mucha energía. Si uno está en esas cosas hay que darles fuerza”.

Castaneda explicó claramente que con el producto de sus libros él se encarga de solventar los gastos de todo el grupo. Castaneda les da de comer a todos.

“Don Juan -insistió- me dio la tarea de poner por escrito todo lo que los brujos y brujas dijeran. Mi tarea no consiste sino en escribir hasta que un día me digan, “Basta, aquí se acabó”. El impacto o no de mis libros, realmente lo desconozco porque no estoy relacionado con lo que pasa por aquí. A don Juan antes y a la mujer Tolteca ahora les pertenece todo el material de los libros. Ellos son responsables de todo lo que allí se dice”.

El tono de su voz y sus gestos nos impresionó vivamente. Era evidente que en este terreno la tarea de Castaneda consiste en obedecer. Su objetivo no es sino ser impecable como receptor y transmisor de una tradición y de una enseñanza.

“Personalmente -continuó tras una pausa-, estoy trabajando en un tipo de journal; es algo así como un manual. De este trabajo, sí, yo soy responsable. Quisiera que una editorial seria los publique y se hiciera cargo de distribuirlos a personas interesadas y a centros de estudio”.

Nos dijo que llevaba elaboradas unas 18 unidades en las que ha creído resumir toda la enseñanza de la nación tolteca. Para organizar el trabajo, se ha valido de la fenomenología de E. Husserl como marco teórico para hacer comprensible lo que le enseñaron.

“La semana pasada -dijo estuve en Nueva York. Les llevé el proyecto a los editores de Simon and Schuster pero fracasé. Parece que se asustaron. Es que una cosa así no puede tener éxito.”

“De esas 18 unidades yo soy el único responsable-continuó en tono meditativo- y, como pueden ver, no tuve éxito. Esas 18 unidades son algo así como las 18 caídas en las que me he golpeado fuertemente la cabeza. Convengo con los editores en que es un trabajo de lectura pesada, pero así soy yo… Don Juan, don Genaro, todos los otros son diferentes.

¡Ellos son livianos! (16)

16 - Según nos comunicó Castaneda por teléfono, Simon and Schuster finalmente decidió aceptar el proyecto del “journal” que tanto parecía preocuparle. Hasta el momento no ha salido.

“¿Por qué las llamo unidades? -se preguntó adelantándose a nosotros-. Las llamo así porque cada una de ellas pretende mostrar uno de los modos de romper la unidad de lo familiar. De distintas maneras se puede romper esa visión perceptiva única”.

Castaneda, tratando de aclararnos nuevamente esto, nos dio el ejemplo del mapa. “Cada vez que queremos llegar a algún sitio, necesitamos un mapa con claros puntos de referencia para no perdemos. No encontramos nada sin un mapa -exclamó Castaneda-. Lo que ocurre después es que lo único que vemos es el mapa. En vez de ver lo que hay que ver, terminamos viendo él mapa que llevamos dentro. Por eso es que romper ese arco de la reflexibilidad, cortar constantemente los lazos que nos conducen a los puntos de referencia conocidos, es la última enseñanza de don Juan”.

Muchas veces durante esa tarde había Castaneda de insistir en que él no era más que un “simple puente con el mundo”. Todo el conocimiento de los libros le pertenece a la nación tolteca.

Ante su insistencia, no pude menos que reaccionar y decirle que la labor de compaginar el material de las notas en libros coherentes y bien organizados no dejaba de ser inmensa y difícil.

“No -respondió Castaneda-. Yo no tengo ningún trabajo. Mi tarea consiste, simplemente, en copiar la página que se me da en sueños”.

Según Castaneda no se puede crear nada de la nada. Pretender crear así es un absurdo.

Para explicarnos esto, trajo a colación un episodio de la vida de su padre. “Mi padre –dijo decidió que iba a ser un gran escritor. Con ese propósito, resolvió arreglar su escritorio. El necesitaba tener un escritorio que fuera perfecto. Había que tener en cuenta hasta el mínimo detalle, desde la decoración de las paredes al tipo de luz de su mesa de trabajo.

Una vez que la habitación estuvo lista, pasó mucho tiempo buscando el escritorio adecuado a su empresa. El escritorio tenía que ser de determinada medida, madera, color, etc. Otro tanto ocurrió con la elección de la silla sobre la que se sentaría. Después tuvo que seleccionar la cubierta adecuada para no arruinar la madera de su escritorio. La cubierta podía ser de plástico, de vidrio, de cuero, de cartón… Sobre esa cubierta mi padre iba a apoyar el papel en el que escribiría su obra maestra. Así, sentado en su silla frente al papel en blanco no supo qué escribir. Ese es mi papá. El quiere empezar escribiendo la frase perfecta. Claro…, así no se puede escribir. Uno es siempre un instrumento, un intermediario. Yo veo cada página en sueños, y el éxito de cada una de esas páginas depende del grado de fidelidad con que yo soy capaz de copiar ese modelo del sueño.

Precisamente, la página que impresiona o impacta más es aquella en que he logrado reproducir el original con mayor exactitud”.

Estos comentarios de Castaneda revelan toda una teoría del conocimiento y de la creación intelectual y artística. [Pensé inmediatamente en Platón y en San Agustín con su imagen del "maestro interior"]. Conocer es descubrir y crear es copiar. Ni el conocimiento ni la creación pueden ser nunca una empresa de tipo personal.

Hablamos también de los críticos y de lo que se había escrito sobre él y sus libros. Le mencioné a Richard de Mille y a otros que han puesto en duda la veracidad de sus trabajos y el valor antropológico de los mismos.

“El trabajo que yo tengo que hacer-afirmó Castaneda- está libre de todo lo que los críticos puedan decir. Mi tarea consiste en presentar ese conocimiento de la mejor manera posible.

Nada de lo que puedan decir me importa porque yo ya no soy Carlos Castaneda, el escritor. No soy ni un escritor, ni un pensador ni un filósofo…; en consecuencia, sus ataques no me encuentran. Ahora, yo sé que no soy nada; nadie me puede quitar nada porque Joe Córdoba es nada. No hay, en todo esto, ningún orgullo personal.

“Nosotros vivimos -continuó- en un nivel más bajo que el del campesino mexicano, lo cual es ya mucho decir. Nosotros hemos tocado la tierra y no podemos caer más. La diferencia entre nosotros y el campesino es que éste tiene esperanzas, quiere cosas y trabaja para un día tener más de lo que tiene hoy. Nosotros, en cambio, no tenemos nada y cada vez tendremos menos. ¿Se imaginan Uds. esto? Las críticas no pueden dar en el blanco”.

“Nunca soy más plenamente que cuando soy Joe Córdoba -exclamó con vehemencia levantándose y abriendo los brazos en un gesto de plenitud-. Joe Córdoba, friendo hamburguesas todo el día con los ojos llenos de humo… ¿Me comprenden Uds.?”.

No todos los críticos habían sido negativos. Octavio Paz, por ejemplo, escribió un prólogo muy bueno para la edición en español de Las enseñanzas de don Juan (17). A mi me había parecido bellísimo. “sí -asintió Castaneda-. Ese prólogo es excelente. Octavio Paz es todo un caballero. Tal vez sea uno de los últimos que van quedando “.

17 - “La mirada anterior”, prólogo de Octavio Paz.

La frase “todo un caballero” no se refiere a las indiscutibles cualidades de Octavio Paz como pensador y escritor. ¡No! La frase apunta a las cualidades intrínsecas del ser, al valor de la persona como ser humano. El que Castaneda apuntara que es “uno de los últimos que van quedando” acentuó el hecho de que se trata de una especie en peligro de extinción.

“Bueno -siguió Castaneda tratando de suavizar el impacto-. Tal vez queden dos caballeros”. El otro es un viejo historiador mexicano amigo suyo cuyo nombre no nos era familiar. De él nos contó algunas anécdotas que reflejaban su vitalidad física y vivacidad intelectual.

A esta altura de la conversación, Castaneda nos explicó cómo selecciona las cartas que le llegan. “¿Quiere que le explique cómo di con Ud.?” -preguntó dirigiéndose a mi.

Nos dijo que un muchacho amigo las recibe, las pone en una bolsa y se las guarda hasta que él llega a Los Ángeles. Una vez en Los Ángeles, Castaneda sigue siempre una misma rutina. Primero vuelca toda la correspondencia en un cajón grande, “como de juguetes”, luego sólo saca una carta. La carta que saca es la que lee y contesta. Claro es que nunca lo hace por escrito. Castaneda no deja huellas.

“La carta que saqué -explicó- era la primera que Ud. escribió. Después busqué la otra. ¡No se imagina cuántos problemas tuve para conseguir su teléfono! Cuando ya creía que no iba a tener suerte, lo obtuve por intermedio de la Universidad. Realmente yo ya pensaba que no iba a poder hablar con Ud.”.

Quedé muy sorprendida al conocer todos los inconvenientes que había tenido hasta dar conmigo. Parece que una vez que tuvo mi carta en la mano, él debía tratar de agotar todos los medios. En su universo mágico se da mucha importancia a les señales.

“Aquí en Los Ángeles -continuó Castaneda casual- tengo un amigo que me escribe mucho.

Cada vez que vengo leo todas sus cartas, una tras otra como si se tratara de un diario.

Cierta vez, entre esas cartas me topé con otra que sin darme cuenta abrí. Aunque inmediatamente me di cuenta de que no era de mi amigo, la leí. El hecho de que estuviera en la pila fue para mí una señal”.

Esa carta lo puso en contacto con dos personas que le refirieron una experiencia muy interesante. Era de noche y tenían que entrar a la “San Bernardino Freeway”. Sabían que para encontrarla debían continuar por donde iban hasta el final de la calle. Después tenían que tomar a la izquierda y continuar hasta dar con la carretera. Así lo hicieron, pero después de unos 20 minutos se dieron cuenta de que se encontraban en un lugar extraño.

Esa no era la “San Bernardino Freeway”. Resolvieron bajar y preguntar, pero nadie los ayudó. En una de las casas que golpearon se los echó a gritos.

Castaneda continuó contándonos que los dos amigos desandaron el camino hasta llegar a una estación de servicio donde pidieron indicaciones. Allí se les dijo lo mismo que ya sabían. Volvieron, así, a repetir los mismos pasos y sin inconveniente alguno llegaron a la carretera:

Castaneda se encontró con ellos. De los dos, parece que sólo uno está interesado verdaderamente por entender el misterio.

“En la tierra -dijo a modo de explicación- hay lugares, sitios especiales o aperturas, por los que se entra y se pasa a otra cosa”. Aquí se detuvo y se ofreció a llevamos. “Es aquí cerca… En Los Ángeles… ¿Si quieren los llevo?” -dijo.

“La tierra es algo vivo. Esos lugares son las entradas por donde la tierra periódicamente recibe fuerza o energía del cosmos. Esa energía es la que el guerrero debe almacenar. Tal vez; si soy rigurosamente impecable pueda llegar junto al águila. ¡Siquiera!

“Cada 18 días cae una ola de energía sobre la tierra. Cuenten Uds. -nos sugirió- a partir del tres de agosto próximo. Podrán percibirla. Esta ola de energía puede ser o no ser fuerte; depende. Cuando la tierra recibe olas muy grandes de energía, no importa dónde uno esté, ella siempre nos alcanza”. Frente a la magnitud de esa fuerza, la tierra es pequeña y la energía llega a todos lados.”

Estábamos aún conversando animadamente cuando se aproximó la camarera y en tono cortante nos preguntó si nos íbamos a servir algo más. Como nadie quería postre ni café, no tuvimos más remedio que levantamos. Ni bien la camarera se alejó, Castaneda comentó: “Parece que nos están echando…”.

Sí, nos estaban echando y, tal vez, con razón. Era tarde… Con sorpresa comprobamos lo avanzado de la hora. Nos levantamos y salimos a la avenida.

Con respecto a Europa, la impresión de Castaneda fue terminante. “Allí no hay nada.” -

insistió-. Europa está terminada; todo está muerto. Uno puede notar eso hasta en el paisaje. ¡Los Alpes no tienen nada que ver con Colorado! A Europa le falta la fuerza que a América le sobra”.

Con respecto a Italia, fue particularmente contundente. “El paisaje es de miniatura. Allí todo está arregladito y muy civilizado. Una lomita por aquí, una casita por allá. ¡No hay fuerza!   En Italia, o se es comunista o se es católico. No hay otra cosa”.

Sus palabras nos hicieron comprender que en Europa no hay sino ideologías viejas, dicotomías de otras épocas. Castaneda, en cambio, se mueve en un plano muy diferente al de la política o las religiones. En su universo, los modos tradicionales de ver y juzgar no tienen cabida.

Los 6 sonidos curativos

Los Seis Sonidos Curativos (Liu Zi Jue) es una técnica tradicional del Qigong Médico.

El ejercicio que debe realizarse sentado en una silla y con la espalda recta.

Los 6 Sonidos Curativos deben pronunciarse correctamente y 6 veces cada uno. Los sonidos ejercen una vibración que afecta directamente a un órgano concreto depurándolo y sanándolo tanto físicamente como emocionalmente.

Si deseamos completar el ejercicio de sanación con una visualización, al inspirar imaginaremos una luz que llega a nuestro órgano y lo tonifica al espirar pronunciando el sonido visualizaremos como expulsamos las energías negativas de nuestro órgano (enfermedades y emociones)

Los 6 sonidos Curativos y sus respectivos órganos son los siguientes:

1.- MADERA

Sonido “XU

Tranquiliza el Qi (energía) del hígado, se usa para tratar enfermedades de los ojos, dolor de cabeza, tics y también problemas faciales. Combate la depresión, la ira, la frustración, el resentimiento, la amargura y el desprecio.

2. FUEGO

Sonido “KE” o “HE

Refuerza el Qi del corazón y se utiliza para tratar la inquietud, las palpitaciones, el insomnio, las perturbaciones del sueño, la locuacidad. Se recomienda para disminuir la excitación, el deseo y la alegría excesiva, los celos y la avaricia.

3. TIERRA

Sonido “HU

Refuerza el Qi del bazo y trata los problemas digestivos. Reduce la reflexión excesiva y la obsesión.

4. METAL

Sonido ·”SI

Tonifica el Qi de los pulmones siendo indicado para combatir las enfermedades pulmonares como la tos y el asma. Indicado para mitigar los episodios de tristeza y de preocupación excesiva.

5. AGUA

Sonido “CHUI

Refuerza el Qi de los riñones y está indicado para los problemas de insuficiencia renal, eyaculación precoz y espermatorrea. Combate el miedo, los sustos, shock y ansiedades.

6. FUEGO

Sonido “ XI

Regula el Qi del Triple Calentador/SANJIAO. Se utiliza para tratar el tinitus, la sordera, hinchazón de axila, dolor de muelas y la inflamación de garganta.

¿COMO PODEMOS PRACTICARLOS?

Con los ojos cerrados se atiende al órgano (se pone la atención en el):

1.-HÍGADO: ponga la lengua junto al paladar y con una exhalación lenta y prolongada, produzca el sonido SSHHHHHHHHHHHH. Al mismo tiempo que elimina la rabia, la Ira, la cólera, la agresividad.

Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce rabia, cólera o agresividad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar la situación o persona de su mundo interior, para transmutarlo.

Durante los periodos de descanso respire hacia el hígado y sonríale al tiempo que lo rodea de una luz verde brillante. Sienta la virtud de la Amabilidad.

2. – CORAZÓN: Con la boca completamente abierta colocando la punta de la lengua detrás de los dientes inferiores haga una exhalación lenta y profunda al tiempo que produce el sonido HAAAAAAAAA y elimina el orgullo, el odio, la soberbia, la impaciencia y la prisa.

Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce estas emociones que está eliminando, no lo aparte de tu mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar el odio, orgullo, etc. de la situación o de la persona. Durante los periodos de descanso respire y sonría al Corazón al tiempo que lo rodea de una luz roja brillante. Sienta la virtud del Amor, y la Felicidad.

3.-BAZO: Ponga otra vez la lengua junto al paladar y haga una exhalación lenta y profunda al tiempo que produce el sonido GUUUUUUUUUUU ( desde la garganta como el sonido de “Gemir”) y elimina la preocupación.

Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que le produce preocupación, no lo aparte de su mente, mas bien piense en ello mientras hace el sonido para limpiar la situación o la persona..

Durante los periodos de descanso respire y sonría al Bazo al tiempo que lo rodea de una luz amarilla brillante y siente la virtud de la Belleza que potenciará positivamente este órgano.

4. PULMONES: Con la lengua detrás de los dientes cerrados y con una exhalación lenta y prolongada, producir el sonido SSSSSSS

Hacerlo con la intención de soltar todas las tristezas y depresiones. Si viniera a la mente una situación o recuerdo triste aprovechar para eliminarlo. Este sonido limpia de toda tristeza al pulmón, el órgano donde se guardan esta emociones.

Al inspirar llevar la energía del coraje, del valor y el buen animo a los pulmones. Sonreír y brindarle amor a estos órganos. Conviene visualizarlos envueltos en una luz blanca.

5.- RIÑONES: Formar una O con los labios como si se soplase la vela de cumpleaños y con una exhalación lenta y prolongada emitir el sonido HOOOOOO, al tiempo que se elimina el miedo e inseguridad.

Si le viene a la mente en ese momento una situación o persona que produce miedo e inseguridad, no lo aparte de su mente, sino piense en ello mientras hace el sonido para eliminar el miedo de la situación.

Durante los periodos de descanso respire a los riñones y sonríele mientras le envía una luz azul o negra brillante. Sienta la virtud de la Bondad y Paz.

6.- TRIPLE CALENTADOR: Si es posible haga este ejercicio tumbado. Con la boca abierta exhale lentamente el aire mientas hace el sonido HIIIIIIIIIIIIII. Cuando pare para exhalar, trate de imaginar un rodillo grande que va aplanando el pecho, el estómago y el abdomen, y siéntase vacío (es como cuando aplastamos con la mano una bolsa de plástico para guardarla. Sonría al triple calentador (no es un órgano).

Esto equilibrará todas la energías activadas por los demás sonidos y relaja el cuerpo en general.

La practica habitual de estos ejercicios depura al organismo de energías negativas, hace prevalecer nuevos y poderosos estados de conciencia de tal forma que se torna cada vez mas improbable caer en tristezas, depresiones, cóleras, miedos, etc.

Un estado de completitud y felicidad se instala, nuestro estado de conciencia original.

Del mismo modo que no podemos vivir sin aire, no puede existir vida humana sin sonido. El hallazgo de los sabios del Asia antigua fue preguntarse cómo el sonido podía ser utilizado para la mejora y evolución del ser humano. La respuesta es que sí, los sonidos curan.

La vida humana se desarrolla en un entorno sonoro: el sonido es connatural a la existencia. La ausencia total de sonido es materialmente imposible. Así, desde el origen de los tiempos, el hombre ha vivido en un entorno repleto de sonidos procedentes de las diversas manifestaciones de la naturaleza: el ulular del viento, el caer de la lluvia, el canto de los pájaros, el crepitar del fuego, el rumor de las olas. Un mundo lleno de armonía que ha conseguido influir física, emocional y mentalmente al ser humano consiguiendo crear estados de relajación, de estimulación o de armonización de la energía vital.

El sonido es la vibración del aire, y así, como la vida humana se da en un medio aeróbico (es decir, en el cual el aire es necesario para vivir), la existencia de sonido es inevitable.

Pero también existe sonido en la vida prenatal. En el nivel más intimo, el sonido nos ha rodeado y alimentado desde el momento en que fuimos concebidos. En el instante en que el ovulo se fija en el útero de la madre se pone en contacto con un entorno sonoro: las pulsaciones del latido cardiaco, los ruidos intestinales, la respiración de la madre. A medida que el feto se desarrolla se da cuenta de la importancia del latido cardiaco que percibe como esencial para su vida dado que la disminución le supone una falta de oxigeno, de nutrición o de temperatura. Cualquier alteración en el mismo conlleva estados de estrés. El feto no oye el sonido a través del sistema auditivo sino a través de la percepción vibracional o energética.

El sonido es una forma de energía de manera activa en el desarrollo y evolución de la persona.

Así pues, con el sentido pragmático que caracteriza a las culturas asiáticas, los filósofos y sabios chinos e indios pensaron que si el sonido era un elemento constante, omnipresente e inevitable en la existencia humana, podía ser utilizado como medio hábil para su mejora física, mental y espiritual, del mismo modo que el silencio meditativo lo era para los mismos fines.

Fuente: redplanetaria.com, odiseachi,  Concha Martinez

Entrevista con Anne Ancelin-Schützenberger la madre de la psicogenealogía

Antigua resistente, tanto teórica como mujer de acción, abierta a todas las innovaciones, psicoanalista, analista de grupo – una de las primeras terapeutas que utilizó el psicodrama de Moreno en Francia – y profesora emérita de psicología en la universidad de Niza, donde dirigió durante más de veinte años el Laboratorio de psicología social y clínica, en otro tiempo colega de Jacques Lacan y de Françoise Dolto, se convirtió en una celebridad en el mundo entero cuando, habiendo ya comenzado la segunda mitad de su vida, publicó un libro que iba a convertirse en un best-seller: “¡Ay mis ancestros!”

La psicogenalogía comprende numerosas teorías y escuelas de pensamiento. Pero es, sin duda, a la Dra Anne Ancelin-Schützenberger a quien debemos el impulso inicial de este enfoque, especialmente en la sociedad francesa. El hecho de trabajar durante mucho tiempo con enfermos aquejados de cáncer – especialmente con la ayuda del método Simonton, que permite reforzar el sistema inmunitario mediante visualizaciones positivas – hizo que empezara a descubrir en sus biografías extraños fenómenos de repetición, que hablaban de un fenómeno de identificación con personas queridas desaparecidas. Fue así como esta terapeuta inventó el método del “genosociograma – una especie de árbol genealógico muy especial que priorizaba hechos extraordinarios y/o sobrecogedores y acontecimientos que podían causar una conmoción en bien o en mal, enfermedades, nacimientos, accidentes, casamientos, etc, poniendo de relieve, mediante un juego de gráficos, los lazos afectivos mayores. De esta manera, elaboró el concepto de “síndrome de aniversario”.

“Somos menos libres de lo que creemos, dice Anne Ancelin, pero tenemos la posibilidad de conquistar nuestra libertad y de salir del destino repetitivo de nuestra historia si comprendemos los complejos vínculos que se han tejido en nuestra familia”.

¿Sú método? La «Terapia transgeneracional psicogenealógica contextual», cuya misión primera es estrechar el cerco de nuestras «lealtades invisibles» que nos obligan a «pagar las deudas» por nuestros ancestros, lo queramos o no, lo sepamos o no. Como escribe en ¡Ay mis ancestros!: “La vida de cada uno de nosotros es una novela. Vosotros, yo, vivimos prisioneros de una invisible tela de araña de la que también somos uno de los directores. Si enseñáramos a nuestro tercer oído, a nuestro tercer ojo, a comprender mejor, a oír, a ver estas repeticiones y estas coincidencias, la existencia de cada uno de nosotros sería más clara, más sensible a lo que somos, a lo que deberíamos ser.

Usted es psicoanalista, pero cuando recibe a un paciente, se interesa muy poco en su historia individual: le pide que le dé informaciones sobre la vida de sus ancestros. Le hace que escriba fechas. ¿Cómo ha llegado a transformar así el desarrollo de la cura?

En los años setenta, iba a analizar a domicilio a una joven sueca de treinta y cinco años que estaba desahuciada por el cáncer. Los médicos acababan de amputarle una parte del pie y se preparaban, impotentes, a amputar todavía más. Ya que yo era psicoanalista, pedí a esta mujer que dejara libre su mente y me contara todo lo que pasaba por su cabeza. Como ya sabe, este ejercicio habría podido desarrollarse durante diez años. Había el retrato de una mujer joven en la pared del salón. Mi paciente me dijo que se trataba de su madre, muerta de cáncer a la edad de treinta y cinco años. Y bueno, no sé porqué, ese día, esta doble coincidencia de edad y enfermedad me dejó estupefacta. De pronto tuve la impresión de que esta mujer se había programado para caer enferma a la misma edad en que su madre había muerto de cáncer.

 ¿Qué le impedía pensar en la enfermedad como una simple casualidad?, ¿o más bien como una transmisión genética?

Esa es la dificultad que se plantea para todo lo que incumbe al inconsciente, invocar como una causa el azar. En cuanto a la genética, difícilmente podía hacer coincidir las fechas hasta ese punto. Sobre todo porque esta historia me recordó inmediatamente otra… Me acordé de que un día mi hija me había dicho: ”¿Te das cuenta mamá?, eres la mayor de dos niños y el segundo está muerto; papá es el mayor de dos hijos y el segundo está muerto; yo soy la mayor de dos hijos y el segundo está muerto. Esto había sido una primera conmoción. Esta vez, me dije que iba a verificar con otros pacientes lo que intuía respecto a esta mujer. Les pedí a todos que dibujaran su árbol genealógico y, si era posible, indicaran bajo el nombre de los ancestros los momentos más importantes de la historia familiar. Tuberculosis del abuelo, matrimonio de la madre, accidente de coche del padre. También les pedí que pusieran la edad y la fecha en las que se habían producido tales acontecimientos. Los árboles genealógicos me revelaron repeticiones asombrosas: una familia en la que las mujeres, leucémicas, morían durante tres generaciones en el mes de mayo; una sucesión de cinco generaciones en la que las mujeres se volvían bulímicas a la edad de trece años; una genealogía en la que los hombres eran víctimas de un accidente de coche el día de la primera vuelta a clase de su primer hijo.

¿Cómo pueden explicarse tales repeticiones? ¿Por qué repetimos cosas vividas por nuestros padres o por nuestros ancestros?

 Repetir los mismos hechos, fechas o edades que han conformado el drama familiar de nuestros ancestros es para nosotros una manera de honrarlos y de serles leales. Esta lealtad es la que empuja a un estudiante a suspender un examen, con el deseo inconsciente de no estar por encima de su padre socialmente, o a seguir siendo fabricante de instrumentos de música de padre a hijo o, para las mujeres de una misma línea genealógica, casarse a los dieciocho años para dar a luz a tres hijos y, si es posible, niñas…

A veces, esta lealtad sobrepasa los límites de lo verosímil: ¿conoce la historia de la muerte del actor Brandon Lee? Le mataron durante un rodaje porque, desafortunadamente, alguien había dejado olvidada una bala en un revólver que debía estar cargado con balas de fogueo.

Ahora bien, justo veinte años antes de ese accidente, su padre, el famoso Bruce Lee, había muerto en pleno rodaje, de una hemorragia cerebral, durante una escena en la que debía interpretar el papel de un personaje muerto accidentalmente por un revólver que debería haber estado cargado con balas de fogueo..

¡Estamos literalmente impulsados por una poderosa e inconsciente fidelidad a nuestra historia familiar y tenemos una gran dificultad para inventar algo nuevo en la vida! En algunas familias, vemos que se repite el síndrome de aniversario – en forma de enfermedades, muertes, abortos naturales o accidentes – en tres, cuatro, cinco o a veces ocho generaciones. Pero hay una razón más intrincada por la cual repetimos enfermedades, así como accidentes de nuestros ancestros.

Si tomamos cualquier árbol genealógico, vemos que está repleto de muertes violentas y adulterios, de anécdotas secretas, de bastardos y de alcohólicos. Estas son cosas que se ocultan, heridas secretas que no se quieren mostrar.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando, por vergüenza o por conveniencia, no hablamos del incesto, de una muerte sospechosa, de los fallos del abuelo? El silencio que se haga sobre un tío alcohólico, creará una zona de sombra en la memoria de un hijo de la familia, quien para colmar ese vacío y rellenar las lagunas, repetirá en su cuerpo o en su existencia el drama que se le intenta ocultar.

En una palabra, será alcohólico como su tío.

¿Pero esta repetición supone que ese chico sepa algo de esta vergüenza familiar y que haya oído algo sobre su desgraciado tío… verdad?

¡Por supuesto que no! La vergüenza no necesita evocarse en absoluto para pasar la barrera de las generaciones y venir a perturbar un eslabón débil de la familia. Voy a darle un ejemplo de una niña de cuatro años que, en sus pesadillas, se ve perseguida por un monstruo. Se despierta por la noche tosiendo y, cada año, por la misma fecha, su tos degenera en una crisis asmática.

Es el 26 de Abril, me dice la madre. Yo conozco las fechas de la historia de Francia (muchos traumatismos ancestrales encuentran su origen en las persecuciones o en los campos de batalla). El 26 de Abril de 1.915, las tropas alemanas lanzaron por primera vez gas tóxico sobre las líneas francesas. Después, miles de militares franceses de la primera guerra mundial perecieron asfixiados. El hermano del abuelo era uno de esos soldados. Le pido a la niña que dibuje el monstruo que ve en sus pesadillas. Ella dibuja con un lápiz una máscara de gas de la guerra de 1914-1918. Sin embargo nunca había visto una máscara de gas y nunca le habían dicho nada sobre la asfixia del abuelo.

Aa pesar de todos esos obstáculos, la información pudo pasar. ¿Cómo? Quizá por el hecho de querer evitarlo. El recuerdo del muerto mal enterrado creó en la madre una zona de sombra en la que se ocultó el dolor. Hipótesis: a lo largo de su vida, habrá habido lagunas en la forma de hablar de esta mujer; cada vez que haya encontrado la ocasión de pensar en la brutal muerte de su abuelo (una foto familiar, una imagen de guerra en la televisión), habrá manifestado una conmoción que, sin duda, se habrá expresado primero en la mirada, en la voz o en las actitudes más que en el contenido de las palabras que habría podido quizá intercambiar. Habrá evitado ver cualquier película de guerra… Habrá hablado mal de Bélgica… Habrá tenido miedo del gas…

 ¿Quiere decir que las imágenes, o los secretos de familia, pasan de una generación a otra por telepatía?

No. Por la unidad dual madre-niño. Creo que durante su desarrollo en el útero, el niño sueña como sueña su madre y que todas las imágenes del inconsciente maternal y del co-inconsciente familiar pueden impresionar de esta manera la memoria del niño que va a nacer. Esta hipótesis todavía no ha dado lugar a ninguna exploración científica seria. ¡Sin embargo, nos va en ello la salud!

La fidelidad a nuestros ancestros nos gobernaría… Nuestro inconsciente nos impulsaría a honrarla y, para ello, utilizaría medios sorprendentes: provocar un cáncer, enviarnos bajo las ruedas de un coche. ¿Se podría explicar esto en términos médicos?

En realidad, esta forma de maldición viene de un mecanismo que la medicina conoce cada vez mejor. Toda muerte o idea de muerte provoca en el hombre una depresión. Perder su propia casa o su empleo supone también un duelo. Al entrar en la tristeza del duelo se disminuye la inmunología. Muchas personas piensan de una forma totalmente inconsciente que van a morir a una edad concreta: “Mi madre murió a los treinta y cinco años y yo no sobrepasaré esa edad”, se dice la mujer. A la edad prevista, cae en una depresión que debilita su sistema inmunitario hasta el punto de dar lugar a un cáncer. Es el mismo mecanismo para el accidente de coche: cuando llega la fecha aniversario de un traumatismo olvidado en la familia, alguien puede empezar a arriesgarse de manera insensata y el accidente, evidentemente, se produce. El inconsciente se encarga de todo eso, como si fuera un reloj invisible.

¿Puede evitarse? ¿Se puede salir de la repetición para nacer libremente a la propia historia?

Para curarse de la repetición, primero hay que ser consciente de ella. Recuerde la joven sueca. Cuando la ayudé a darse cuenta de que si sucumbía a su cáncer, no habría ya nadie para poner flores en la tumba de su madre, se operó un cambio radical en su enfermedad. Dejó de tener síntomas, volvió a gozar de más energía y a coger peso, recuperó su trabajo y una vida normal. Si el origen del mal está cerca de la consciencia, visualizar el árbol genealógico y darse cuenta de la repetición, pueden liberar al enfermo del peso de las lealtades familiares inconscientes.

Personalmente, únicamente haciendo que alguien dibuje su árbol genealógico, llego a poner al día en seis horas lo que podía hacer antes en diez años cuando una persona estaba en el diván! Pero veces también sucede que el secreto está tan escondido que la toma de conciencia no da nada. Entonces hay que recurrir al psicodrama. Porque éste ayuda a revivir la emoción de lo que se ocultó y a borrar la tensión que ha podido nacer entre lo que se nos oculta y lo que, de todas maneras, hemos presentido. Hablar, llorar, gritar, golpear, previenen la conversión de la enfermedad psíquica en síntoma somático. Por ello se necesita ponerlo en escena, representarlo. Durante una consulta, puedo invitar a un hombre a tocar la trompeta en un episodio sangriento de la batalla de Sedan, de pie en la alfombra, al lado del diván. Hago que interprete la muerte del bisabuelo en el campo de batalla.

El siglo XX ha sido el siglo de las hecatombes. Por primera vez en nuestra historia, millones de hombres han sido enterrados – a menudo sin sepultura – lejos de su tierra natal y lejos de sus ancestros. ¿Se podría hablar aquí de un enorme malestar transgeneracional en nuestra civilización?

Cuando se sabe que un muerto mal enterrado impide que se pueda realizar debidamente el duelo en la familia, es fácil imaginar que una hecatombe pueda generar un inmenso malestar en nuestra civilización, en efecto. Y no cuento los hijos de los judíos deportados a los campos de concentración que sufren crisis asmáticas, eczemas y violentas jaquecas en las fechas aniversario de la deportación.

Creo que un trabajo terapéutico puede hacerse también a escala de los pueblos y naciones. Cuando un ancestro ha sufrido, es fundamental para la descendencia que su dolor sea reconocido. Fue muy importante para los Armenios ver reconocido recientemente su genocidio por la comunidad internacional, incluso cincuenta años después. Había que matar al fantasma. Y le apuesto a que millones de armenios se han apaciguado en lo más profundo de su ser. Dicho esto, no se necesitan circunstancias tan dramáticas para que el síndrome de repetición deteriore la existencia. Por ejemplo, entre las muchas personas que han venido a mi consulta porque estaban aquejados de trastornos psicosomáticos inexplicables, hay algunos de ellos que tienen pesadillas repetitivas que hacen que suspendan sistemáticamente sus exámenes y tiren por tierra su vida profesional. Pienso en un joven con el que descubrí que desde finales del siglo XIX, catorce de sus primos habían suspendido el bachillerato. Cercamos el origen de este trastorno y finalmente comprobamos que el bisabuelo de este chico había sido expulsado de su casa la víspera del bachillerato porque se había acostado con la criada y ésta se había quedado embarazada. Pues bien, el biznieto llevaba todavía el peso de esta “falta original” cuidadosamente escondida por toda la familia.

¿Cómo explicar la admiración actual por la terapia transgeneracional?

Estamos viviendo un periodo de transformación radical de nuestro entorno y de nuestra manera de pensar, de nuestro ámbito de vida y de su contexto. Muchos terapeutas se encuentran confrontados a casos difíciles que las teorías clásicas no explican o explican mal. Permitir un enraizamiento de la persona en su propia historia forma parte de las soluciones.

¿Puede darnos un ejemplo de deuda en las cuentas familiares?

La deuda más importante de la lealtad familiar es la de cada hijo hacia sus padres por el amor, afecto, fatiga y consideraciones que ha recibido desde su nacimiento hasta el momento en que se hace adulto. La manera de pagar esta deuda es transgeneracional, es decir que lo que hemos recibido de nuestros padres, se lo damos a nuestros hijos, etc. Pero sucede que hay distorsiones malsanas entre los méritos y las deudas. Tomemos un ejemplo clásico: en determinado número de familias, la hija mayor sustenta el papel de madre de los demás niños y a veces de su propia madre que, en ese caso, se hace ayudar, cuidar y apoyar por su hija. Es lo que se llama parentificación. Un niño que tiene que convertirse en padre siendo muy joven, lleva un desequilibrio relación al significativo.

En realidad, es difícil comprender los lazos transgeneracionales, el libro de los méritos y las deudas, porque no hay nada claro. Cada familia tiene su manera de definir la lealtad familiar. Pero el estudio transgeneracional puede aportar otro punto de vista decisivo.

En su trabajo  usted insiste sobre la importancia vital de las “reglas familiares”

Citemos algunas reglas que encontramos a menudo. Existen familias para cuidadores/cuidados: algunos miembros cuidan a otros que están enfermos.También familias en las que la regla es hacer cualquier cosa para que el hijo estudie – el mayor no será el mayor de los hijos sino el primer hijo.

Hay familias en las que se fabrica así un hijo mayor para que se encargue de los negocios familiares. En otras familias, varias generaciones cohabitan sistemáticamente bajo el mismo techo…Cuando se mira un genosociograma, es importante ver bien qué reglas están en vigor y quien las elabora.

Puede ser un abuelo, una abuela, un tío. Cuando comenzamos a percibir bien esas reglas, podemos intentar ayudar a que la familia alcance un mejor funcionamiento en la relación y a que cada uno de sus miembros tenga un mayor equilibro entre deudas y méritos. No siempre es fácil comprender todo cuando se descifra a una familia..

Ud. también se ha interesado en el fracaso escolar que según usted sería a menudo de orden transgeneracional.

En el caso del fracaso escolar, hay que añadir el aspecto socioeconómico de estas lealtades familiares brillantemente analizadas por Vincent de Gauléjac, que me ha abierto bien los ojos.

Él demuestra hasta que punto es difícil para un buen hijo o para una buena hija sobrepasar el nivel de estudios de su padre; por ejemplo, se pondrá enfermo la víspera del examen o tendrá un accidente cuando va al lugar donde se realiza tal examen. Al hacer esto, responde inconscientemente al mensaje doblemente apremiante de su padre (o de su madre): “Haz como yo, pero sobre todo no hagas como yo!” O bien: “Haré cualquier cosa por ti y quiero que triunfes… pero me da un miedo terrible que me sobrepases y nos dejes”. Ahora bien, esos mensajes y actos fallidos datan, la mayoría de las veces, de generaciones precedentes. Ahí también estamos gobernados por la fidelidad a los ancestros aunque sea inconsciente o invisible.

¿Qué queda entonces del libre albedrío?

 Todo. Porque se nos ha dado la elección de liberarnos de la repetición para nacer a nuestra propia historia.


La vida y el momento presente son lo mismo: Eckhart Tolle


Entrevista a Eckhart Tolle- por Ima Sanchís

La mente humana tiene un elemento muy grande de disfunción, casi de locura, basta ver la historia del siglo XX. Pero creo que estamos ante un cambio de conciencia. ¿Por qué? Recibo a diario cientos de cartas y correos de gente de todo el mundo que está experimentando esa transformación. Cuando se alcance un número crítico, veremos un cambio global.

-¿Y en qué consiste ese cambio individual que será global?

En tomar conciencia de que dentro de la mente hay una voz que constantemente habla: es el diálogo interior.

-Ruido…

Dicen los psicólogos que el 98% de los pensamientos cotidianos son repeticiones de pensamientos antiguos. La mayoría de la gente se ha identificado con esa voz, cree que ella es la voz.

-¿Y qué somos?

El sentido de lo que soy, del yo, deriva de los pensamientos, de esa voz que me cuenta mi historia personal y las cosas con las que me identifico. Pero más allá de este yo superficial hay un yo más profundo con el que hemos perdido el contacto.

-¿No somos un conjunto de vivencias y sentimientos?

Nos identificamos con el pasado y nos proyectamos en el futuro. Nuestra mente busca la realización en el momento próximo: dentro de una hora, un mes o cinco años. Vivimos tratando de llegar al momento siguiente, y eso se ha convertido en un patrón mental que nos hace vivir en un estado perpetuo de insatisfacción, porque no analizamos lo más importante que hay en la vida, que es el momento presente.

-¿Cómo cambiar ese patrón mental?

El primer paso es tomar conciencia de que hay una voz en mi mente que es en realidad un antiguo pensamiento que se repite. El segundo paso es hacerse más consciente de nuestra relación con el momento presente; es decir, preguntarse muchas veces al día cuál es mi relación con el momento presente: ¿trato ese momento como si fuera mi amigo o mi enemigo?

Entiendo.

O estamos en una situación de oposición al momento presente (no me gusta donde estoy, esto no debería pasar, no me gusta lo que haces…),o simplemente lo utilizamos para llegar al momento próximo en el que me gustaría estar. Así la vida se pierde.

-¿Qué hacemos?

Siendo consciente, tengo el poder de elegir transformar el presente  en un amigo. La vida y el momento presente son lo mismo, no aceptarlo es estar contra la vida.

-Pero hay trabajos que terminar, proyectos…

No estoy hablando de tiempo de reloj sino de tiempo psicológico. La mente es una herramienta útil: tengo ese proyecto y le dedico un tiempo de reloj con presencia. La disfunción es proyectarse mentalmente en el futuro, pensar que quieres acabar mientras estás en ello, eso es el estrés. Le daré algunos consejos: empiece por sentir la vida dentro de su cuerpo.

¿Cómo?

Cierre los ojos y pregúntese cómo puede saber si su mano todavía está ahí; entonces la atención va de la cabeza –donde normalmente reside– a la mano: sentirá una ciertavitalidad en ella. Esa energía, ese calor, puede sentirlo en el resto del cuerpo. Sentir el cuerpo puede ser un ancla para el momento presente. Basta un minuto, perohay que hacerlo varias veces al día

¿Sentir la vida más allá de los pensamientos?

Exacto, cada vez que lo haces estás presente. Otro consejo es tomar conciencia de las percepciones sensoriales. Si quiere entrar en el momento presente, ancle parte de la atención en el cuerpo y el resto en percibir lo que le rodea. La compulsión de nombrar lo que vemos y enjuiciar desaparece.-En el hacer nos perdemos.Porque el ruido mental nos controla. Otra práctica es hacer las cosas cotidianas con consciencia, cosas que hasta ahora eran un medio para llegar a un fin. Sienta el agua fría cuando se lava las manos.

-No pensar, percibir.

Así es, introducir poco a poco presencia en la vida, darle calidad. El momento presente no es lo que sucede sino tu consciencia. Debemos introducir esa dimensión en nuestra vida y durante un tiempo la vieja consciencia vendrá y nos perderemos en ella, pero volveremos a despertarnos.

-¿Y las emociones?

Son una reacción del cuerpo a los pensamientos. Si la mente me dice que una situación es mala o desagradable, el cuerpo lo acepta como realidad y tengo emociones negativas. Transformamos casi toda nuestra vida en algo problemático. El sufrimiento se acumula… Los pensamientos crean emociones, emociones que a su vez refuerzan viejos dolores emocionales. Pero si estás presente, el cuerpo dolor, como yo lo llamo, no puede utilizar tus pensamientos. Sabes que sientes frustración o rabia, pero no te identificas con ello.

-¿Cómo romper la distancia con los otros? 

Por medio de los pensamientos yo me interpreto a mí mismo, me nombro mi vida como buena o mala, defino mi existencia por medio de palabras. Yo me lo hago a mí mismo y lo hago con las otras personas, ésa es la separación que cada persona siente: la pantalla mental que surge cuando lo único que tienes son tus pensamientos.

Tomado de: elojocuantico.blogspot.com

Un nuevo disidente del SIDA: Su descubridor Luc Montagnier

La prestigiosa publicación Discovery D Salud, en un estupendo documental audiovisual, publicado en su nueva sección “Discovery D Salud Televisión”, desmonta el criminal montaje de la mafia farmacéutica “VIH-SIDA”, del que todos/as, en una u otra medida hemos sido víctimas, debido a la campaña de miedo y de terror promovida por las farmacéuticas y sus gobiernos lacayos, desde comienzos de los años 80 del pasado siglo.

 A pesar de que son muchas las evidencias, artículos e informes que crean dudas, y de la poca evidencia de la existencia de este virus, nunca se ha cuestionado su existencia en los medios de comunicación principales, ni menos se ha prohibido la utilización de su mortal tratamiento. En tanto se recauda dinero mundialmente para “ayudar” a los afectados por este “virus”, y jamás admitirán que el VIH/SIDA no es una enfermedad mortal y menos reconocerán que ni siquiera cumple con las pruebas necesarias para ser considerado un virus. Este dinero termina en manos de las empresas farmacéuticas que venden en cantidades gigantescas los productos para “tratarlo”.

Sin embargo, en el documental “House of Numbers” (http://www.houseofnumbers.com), el ganador del Premio Nobel por descubrir el VIH, Luc Montagnier, reconoce en una entrevista, en forma contradictoria con todo lo que ha dicho antes, que nuestro cuerpo puede curarse solo del VIH/SIDA. Comenta en su entrevista: “Yo creo que podemos estar expuestos muchas veces al VIH sin estar crónicamente infectados. Nuestro sistema inmunológico puede deshacerse del virus NATURALMENTE si tenemos un buen sistema inmunológico”. Esto es bastante impactante al ser escuchado del mismo descubridor del virus.

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) nunca ha sido aislado, lo que es una condición importante para poder ser considerado un virus. Junto con esto, para el tratamiento del VIH se usa una droga llamada AZT, cuyos efectos consisten en detener todos los procesos de reproducción celular, lo que va evitando el desarrollo de células buenas así como malas. Esto termina con la vida de quienes usan la droga.

Por otro lado, el examen de VIH no se mide de la misma manera en todo el mundo, lo que significa que si usted se hace un examen de VIH en Chile y su resultado es positivo, puede viajar a Francia y realizarse el examen nuevamente y tener un resultado completamente diferente. Existen investigaciones importantes con respecto a estos resultados y documentales anteriores a los de este canadiense que se pueden encontrar en Internet.

Fuente:

http://detenganlavacuna.wordpress.com/2011/02/10/sida-documental/

Desarrollar la mente y alimentar el espíritu mediante el uso del Chi

Todos los sistemas de meditación pretenden relajar la mente y alimentar el espíritu.

Cuando la mente está agitada, se desbordan las ideas y los sentimientos, reaccionando ante todo, a veces de forma exagerada, haciendo que se disperse la fuerza vital. Como la mente está tan ocupada con este flujo, no puede dar toda su fuerza a ninguna idea o sentimiento, pierde agudeza y se dispersa y distrae. Es como los rayos del sol, si están extendidos, dan calor, pero si se concentran con una lente, tienen el poder suficiente para quemar un papel. Del mismo modo, cuando tranquilizamos la mente con la meditación, esta se concentra y fortalece con el flujo del Chi. Es lo que llamamos “poder de la mente“.

Hacerse como un niño para volver a la Fuente Original

La base fundamental de la práctica taoísta está en aprender a conservar la energía física en nuestros cuerpos para que deje de dispersarse y debilitarse como consecuencia de la influencia del mundo.

Una independencia espiritual plena requiere que evitemos vaciarnos de esta energía por los oíos, los, oídos, la nariz y la boca, o por un exceso de actividad sexual.  Uno aspira a volver a un estado infantil de inocencia y vitalidad, para recuperar la Fuerza Original a la que tenemos derecho por el hecho de nacer. Los objetivos propios de este nivel son: aprender a curarse a sí mismo, a amarse a sí mismo y a amar a los demás.

Ejercicios fundamentales:

Conservar la energía para seguir la luz

El primer nivel de los ejercicios se dedica al desarrollo de un cuerpo sano, para lo que puede necesitarse hasta 12 meses de entrenamiento diligente. Durante este proceso, aprendemos a condensar y conservar nuestra fuerza vital mediante

  • La meditación de la Órbita Microcósmica
  • La práctica del Amor Curativo
  • La Sonrisa Interior
  • Los Seis Sonidos Curativos y
  • El Chi Kung de camisa de Hierro.

Aprendemos a acumular y refinar nuestra fuerza vital en una Bola de Chi (esfera de energía) para que no se disipe cuando estemos preparados para dejar este mundo. Según va envejeciendo uno, la energía vital se va debilitando, produciendo a veces enfermedades y sufrimiento. El uso de drogas para combatir la enfermedad consume tanta fuerza vital de nuestro cuerpo que puede darse el caso de que no quede suficiente energía para seguir la luz primordial (luz clara) hacia el CHI WU (nuestra Fuente Original = Dios) en el momento de la muerte. Las prácticas básicas del Tao Regenerativo aseguran que conservamos suficiente energía vital para hacer ese viaje.

1. Detenció de la pérdida de energía mediante la conservación y el reciclaje.

La meditación de la Órbita Microcósmica es el primer paso para alcanzar estos objetivos, ya que desarrolla el poder del control de la mente, conserva, recicla y transforma el Qi – pronunciado Chi (el término chino utilizado para designar la energía o fuerza vital) y lo dirige por los canales primarios de acupuntura del cuerpo. Si sabemos manejar el Chi de un modo eficaz, lograremos controlar mejor nuestras vidas y, si sabemos utilizar nuestras energías con sabiduría, descubriremos que ya tenemos abundancia de Chi.

Con la Órbita avanzada se aprende a conectar con la fuente ilimitada de Amor Universal y sacar energfa de ella: un Orgasmo Cósmico formado por la unión de las tres fuentes principales de Chi a las que tiene acceso el hombre (la Fuerza Universal, la Fuerza de la Tierra y la Fuerza (Cósmica) del Yo Superior). Este proceso es, a la vez, energetizante y equilibrante. Prepara a uno para trabajar con mayores cantidades de Chi en los niveles superiores de la práctica meditativa, especialmente para el desarrollo del cuerpo de energía.

2.Transformación de la energía negativa en virtudes: Apertura del corazón.

La Sonrisa interior y los Seis sonidos curativos son ejercicios sencillos, aunque poderosos, que nos enseñan a relajar y curar los órganos vitales y transformar de nuevo las emociones negativas en una rica fuente de energía. Ayudan a abrir el centro del corazón y a conectar con el ilimitado Amor Universal, mejorando día a día las influencias y facilitando un vehículo para las virtudes que proceden de los órganos internos. Los taoístas consideran que el corazón es la sede del Amor Universal. También es una caldera en la que se combinan y fortalecen las energías de nuestras virtudes. Mediante la Sonrisa Interior, notarás cómo se gene ran estas energías virtuosas desde sus respectivos órganos. Entonces las acumularás en el corazón para que se refinen y se mezclen para formar la compasión, que es la más elevada de todas las virtudes. Es un medio muy eficaz para potenciar nuestras mejores cualidades.

3. Transformación de la energia sexual.

Cuando se acumula, la energía sexual (Chi Ching) se convierte en una increíble fuente de fuerza que se puede utilizar individualmente o compartir formando pareja, por el camino de la Órbita Microcósmica, durante la unión sexual. Con la práctica, se puede aprender a intensificar el placer sexual individualmente y por parejas. La energía sexual acumulada y transformada es un importante catalizador alquímico utilizado en meditaciones superiores. Cuando tienes energía sexual en abundancia, puedes conectar con el Orgasmo Cósmico ilimitado que siente en todo momento tu Yo Superior, que es la energía más básica de cada célula de tu cuerpo.

4, Control y re-canalización de la fuerza vital.

Con los ejercicios de Chi Kung de camisa de Hierro y el Tai Chi Chi Kung se aprende a alinear la estructura ósea con la gravedad para conseguir un flujo de energía suave y fuerte. Si tenemos fuerza en los músculos, los tendones y la médula espinal y nuestra estructura mecánica es buena, podemos controlar mejor nuestra fuerza vital. El cuerpo consigue también una sensación de arraiganaiento en la tierra, con lo que podemos sacar fuerza curativa de la Madre Tierra.

5. Chi Nei Tsang.

El Chi Nei Tsang es la mejor técnica para curarse a uno mismo o a los demás, sin agotar las energías propias. El Chi Nei Tsang es un sistema taoísta de masaje abdominal para liberar bloqueos que podrían impedir el flujo normal de energía en cualquiera de los sistemas del cuerpo. Estos sistemas pueden ser el linfático, los órganos, los meridianos, el circulatorio y el nervioso.

6. Nutrición de cinco elementos.

El concepto taoísta se basa en la determinación de las necesidades del cuerpo para satisfacerlas según los cinco elementos de la naturaleza, que mantienen los cinco órganos principales del cuerpo. Este sistema descubre y fortalece cualquier órgano débil, equilibrando la ingestión de alimentos para potenciar y compensar los elementos deficientes. No elimina la mayoría de los alimentos placenteros (incluidos los dulces), sino que, en cambio, hace un programa en el que estos alimentos ayudan a mantener el equilibrio intemo del cuerpo, en vez de perturbarlo. Elegir y combinar los alimentos de este modo puede ayudarnos a evitar los antojos sin dejar que estos nos dominen.

Mantak Chia

Científicos estudian niño indigo: Boriska

El niño fenómeno intelectual y paranormal, llamado Boriska, tiene como madre a Nadezhda, una dermatóloga de una clínica pública rusa que se graduó en el Instituto Médico de Volgograd sobre 1991. El padre es funcionario público aposentado.

Científicos rusos asumen públicamente sus investigaciones sobre espiritualismo abordando la reencarnación reconocida científicamente y la existencia de vida extraterrestre.

He aquí el texto completo, traducido de un reportaje de PRAVDA, firmado por el periodista y científico Gennady Belimov.

El 11 de Enero de 1996, un niño no común nació en la ciudad Volzhsky, en la región de Volgograd en Rusia. Su madre Nadezhda
Kipriyanovich, describe el trabajo del parto: ‘Fue muy rápido y no sentí dolor. Cuando me mostraron el bebé, me miraba fijamente con sus grandes ojos castaños. Como médica, se que no es habitual entre recién nacidos esa mirada concentrada. Excepto este hecho parecía un bebé normal’.

Cuando salió de la maternidad de vuelta al hogar, Nadezhda comenzó a percibir que el niño llamado Boris, tenía un comportamiento singular: raramente lloraba y nunca solicitaba alimento. Crecía como los otros niños, pero comenzó a hablar frases enteras a los ocho meses. Con año y medio, leía periódicos. Los padres le dieron un juego de piezas para montar figuras y él comenzó a elaborar piezas geométricas combinando diferentes partes con precisión. ‘Tenía la impresión de que nosotros éramos como aliens para él, aliens con los que él estaba intentando comunicar’ – dijo la madre de Boris o Boriska como es llamado por la familia.

Boriska comenzó a diseñar figuras que a primera vista eran abstracciones, en las cuales se mezclaban tonos de azul y violeta. Cuando psicólogos examinaron los diseños dijeron que el muchacho estaba probablemente intentando representar el aura de las personas que veía a su alrededor. A los tres años, Boris comenzó a conversar con sus padres sobre el Universo. Sabía nombrar los planetas del Sistema Solar y sus respectivos satélites. Hablaba también de nombres y número de Galaxias. Eso asustaba y la madre pensó que su hijo estaba fantaseando; por eso resolvió comprobar si aquellos nombres realmente existían. Consultó libros de astronomía y quedó impactada al constatar que Boris de hecho, sabía mucho sobre aquella ciencia.

Los rumores sobre el ‘niño-astrónomo’ se extendieron rápidamente en la ciudad. Boriska se volvió una celebridad local y las personas comenzaron a visitarlo para oírlo hablar sobre civilizaciones extraterrestres, sobre la existencia de antiguas razas humanas cuyos individuos median tres metros de altura, sobre el futuro del Planeta en función de cambios climáticos.
Todos oían aquellas cosas con gran interés no obstante no creyesen en las historias.

Los padres decidieron bautizar a su hijo, pensando que tal vez fuese una cuestión espiritual, pues creían había algo errado en Boris. Pero el fenómeno no cesó: Boriska comenzó a hablar a las personas sobre sus ‘pecados’. Un día en la calle, abordó a un muchacho y lo amonestó por usar drogas; hablaba con ciertos hombres para parar de pegar a sus mujeres: prevenía a las personas sobre la inminencia de problemas y enfermedades.

El chico sufre con el conocimiento previo de desastres naturales o sociales: durante la crisis de Beslan, rehusó ir a la escuela en cuanto duró el ataque. Cuando le preguntaban lo que sentía sobre el asunto, respondió que era como si algo ardiese dentro de él. ‘Yo sabía que el caso tendría un final terrible’, dijo Boriska.

Sobre el futuro del Planeta, advierte que la Tierra pasará por dos situaciones muy peligrosas en los años 2009 y 2013, con la ocurrencia de catástrofes relacionadas con el agua.

Especialistas del Instituto de Estudios del Magnetismo Terrestre y Ondas de Radio de la Academia Rusa de Ciencias, fotografiaron el aura de Boriska mostrándose fuerte, nítida, de modo no común. El profesor Vladislav Lugovenko analiza: ‘Presenta un espectograma naranja, lo que significa que es una persona alegre, positiva, con un intelecto muy poderoso’.

Existe una teoría de que el cerebro humano posee dos tipos básicos de memoria: ‘la memoria de trabajo (consciente, voluntaria) y la memoria remota. Una de las habilidades del cerebro es salvar informaciones sobre la experiencia, sean emociones o pensamientos, una dimensión que trasciende al individuo. Esas informaciones son capturadas por un singular campo de información que hace parte del Universo. Pocas personas son capaces de tener acceso a las informaciones contenidas en ese campo’.

Aún según Lugovenko, es posible medir las facultades extra-sensoriales de las personas con auxilio de equipos especiales y a través de procedimientos muy simples. Científicos de todo el mundo se han empeñado en la investigación de esos fenómenos a fin de revelar el misterio de estos niños extraordinarios como el muchacho Boris. Un dato interesante es que en los últimos 20 años, bebés dotados de habilidades infrecuentes han nacido en todos los continentes.

Los especialistas llaman a estos niños ‘niños índigo’ o ‘niños azules’, posiblemente una referencia al avatar hindú Khrisna que, según la leyenda era azul. ‘Boriska es uno de esos niños’.

Aparentemente, los ‘niños azules’ tienen la misión especial de promover cambios en nuestro Planeta. Muchos de ellos tienen las espirales del DNA notablemente perfectas lo que confiere una increíble resistencia del sistema inmunológico capaz de neutralizar la acción de virus AIDS (SIDA). He encontrado niños así en la China, India, Vietnam entre otros lugares y estoy cierto que esta generación cambiará el futuro de nuestra civilización.

En cuanto las agencias espaciales intentan encontrar señales de vida en el Planeta Marte, Boriska a los nueve años, relata a sus parientes y amigos, todo lo que se sabe sobre la civilización marciana, informaciones que él recuerda de esa vida pasada. Un periodista ruso lo entrevistó recientemente sobre su experiencia como habitante de Marte.

ENTREVISTADOR – Boriska, ¿usted realmente vivió en Marte como dicen sus vecinos?
BORISKA – Si yo viví, es verdad. Tenía 14 ó 15 años. Los marcianos hacían guerra todo el tiempo y tenía que participar de aquello. Podía viajar en el tiempo y en el espacio, podía volar en naves espaciales y también pude observar la vida en el Planeta Tierra. Las naves marcianas son muy complejas y se pueden desplazar por el Universo.

ENTREVISTADOR – ¿Existe vida en Marte actualmente?
BORISKA – Si existe, pero el Planeta perdió su atmósfera hace muchos años como resultado de una catástrofe global. El pueblo marciano aún vive en ciudades subterráneas. Respiran gas carbónico.

ENTREVISTADOR – ¿Cuál es la apariencia de los marcianos?
BORISKA – Son muy altos, una altura media de siete metros. Poseen capacidades increíbles. Boriska habla de Marte pero también tiene recuerdos de sus observaciones sobre la Tierra en aquella existencia pasada: fue testigo de la destrucción de la legendaria civilización de la Lemuria, ‘la mayor catástrofe que ya sucedió en este Planeta. Un continente gigante fue engullido por terribles tempestades oceánicas. Tenía un amigo lemuriano que murió frente a mí aplastado por una roca. No pude hacer nada. Estamos destinados a reencontrarnos en algún momento de esta vida’. Sobre Egipto, Boriska dice que existe un conocimiento precioso oculto bajo una pirámide que aún no fue descubierto: ‘La vida va a cambiar cuando la Esfinge fuese abierta. La Esfinge tiene un mecanismo que acciona una abertura secreta. El mecanismo está detrás de la oreja’.

En cuanto al aumento de nacimientos de niños especialmente dotados, el muchacho informa que esto es consecuencia del hecho que ‘llegó la época’ propicia para que ellos vengan a la Tierra, porque el ‘renacimiento del Planeta se aproxima… Ellos están naciendo y estarán preparados para ayudar a las personas… Amar a sus enemigos, esa es la Ley.

¿Usted sabe porque los lemurianos perecieron?

Porque ellos no invirtieron en el desarrollo espiritual y se introdujeron en las prácticas de la Magia sin tener consideración por esta Ley. ¡El amor es la verdadera magia!

Boris cerró la entrevista diciendo: Kailis y el entrevistador preguntó ¿Qué dijo usted? Yo dije Hola. Esa es la lengua de mi Planeta.

Aquí una serie de videos subtitulados con una entrevista del proyecto Camelot con Boriska.

Australia aprueba plan de Shell para la perforación de lecho marino

SÍDNEY, ASUTRALIA (07/JUL/2011).- El Gobierno de Australia aprobó un plan de la multinacional Shell para perforar el lecho marino en busca de hidrocarburos, cerca del parque oceánico de Ningaloo, considerado patrimonio de la humanidad por la Unesco, informaron hoy medios locales.

 El Ministerio del Medio Ambiente autorizó el miércoles el proyecto de Shell para perforar en el yacimiento Palta 1, situado a unos 50 kilómetros al oeste del límite de Ningaloo, en la costa noroccidental de Australia.

 Una portavoz gubernamental afirmó a la radio ABC que el Ejecutivo entendió que no hacían falta nuevos estudios sobre el impacto ambiental porque “es improbable” que la perforación tenga un choque significativo en la zona.

 Las autoridades australianas han exigido a Shell que se asegure de que no hay ballenas en las proximidades al menos media hora antes de que realicen los trabajos con equipos sísmicos.

 El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) en Australia Occidental, Paul Gamblin, ha criticado la decisión gubernamental y ha exigido al Gobierno que de “un paso adelante para proteger el medio ambiente”.

 Gamblin apuntó que el proyecto presenta retos técnicos importantes, porque se perfora a mil 300 metros de profundidad, y añadió que es inevitable plantearse qué ocurrirá con Ningaloo si se produce un vertido.

 La zona de exploración se encuentra cerca de los arrecifes de coral de Ningaloo, un territorio de 604 mil 500 hectáreas de suelo marino y terrestre de gran biodiversidad que fue incluido en la lista de patrimonio de la humanidad de la Unesco el pasado 24 de junio.

 En esa región se encuentra el 90 por ciento de las reservas recuperables de gas natural en Australia, el noveno productor mundial de energía, según datos oficiales.

El Universal

Parece que estos amigos amantes de la sangre de la tierra no aprendieron nada de lo ocurrido en el Golfo de México, o acaso somos nosotros los habitantes de la tierra los que no aprendemos? al seguir siendo dependientes del sistema y alimentándonos vorazmente de sus plásticos, aceites, pastas, combustibles, hules, etc.

Cada vez resulta más necesario plantearnos los recursos auto-sustentables como una forma de vida, que en lugar de hacer daño a nuestro entorno lo dignifican. 

La latencia

La latencia cientificamente es definida como el tiempo o lapso necesario para que cierta de información se transfiera de un lugar a otro.

Desde otro punto de vista pudieran ser ideas que al no ser aun parte de la realidad quedan suspendidas en un espacio atemporal, en un limbo mental, como parte de una fantasia o la imaginación del futuro. De acuerdo a como funciona la realidad que todos conocemos, solo existente en el presente, entonces al crear un pensamiento adelantado o que venga de sucesos del pasado abrimos una especie de puerta dimensional (en este caso en la dimensión del tiempo) que da cabida a los sucesos que estamos pensando, muchas veces de caracter poco consciente.

Ejemplo:  Estoy enfermo de la gripa, no puedo estar cerca de tí porque te puedo enfermar. 

Aquí otro: Manejar con lluvia es peligroso porque hay más choques y más aun de noche que hay gente borracha en la calle.

Algo más inconsciente: En México hay narcos en todos lados, la sangre provocada por la violencia inunda las calles.

Al crear la latencia con enfermedades, accidentes y sucesos exteriores agresivos o negativos creamos estos eventos, no de forma material, sino mental y dependiendo de la fe (o de la energía) que pongamos en ello, será más fácil que estos lleguen a formar parte de nuestra realidad en este plano material en el que vivimos y del que estamos tan acostumbrados.

Recordemos que los pensamientos son creativos, literalmente y dicho ya por la comunidad científica, en cada idea o pensamiento nuevo en nuestra mente se crean atomos de energía, traemos a la vida lo que pensamos, es por esto que tenemos que cuidar nuestros pensamientos, los monjes zen saben esto desde hace cientos de años, por ello buscan mantener su mente vacía de ideas invasoras de la realidad.

Como menciona Yogananda y otros iniciados, vivimos en un sueño de un ser superior, es por esto que la realidad misma esta hecha de la materia de los sueños, todos lo hemos experimentado: en los sueños todo es posible, a veces hasta lo mas inverosimil y fantástico.

Hay un tipo de sueño muy especial: El sueño lucido, que viene siendo un sueño dentro de un sueño, es una de las tecnologías más elevadas del ser humano, podemos obtener inmediatamente lo que pensamos en ese plano. La realidad material que conocemos y vivimos diariamente funciona de la misma forma, aunque el enajenamiento por la seducción de lo material nos impide darnos cuenta plenamente de esta capacidad. Esto es parte de la latencia, que bien encausada puede llevarnos a crear  pensamientos creativos que nos traigan bienestar, no material necesariamente, sí salud, sí paz, sí amor, etc.

El FUA? No, el Chi

Hace miles de años, los maestros taoístas descubrieron los centros de Chi (energía) del cuerpo, mediante la observación interior. Para ello había que apartar el cuerpo de los estímulos externos y meditar, para que, de este modo, se activasen los sentidos internos.

Mediante procesos de relajación mental y física y utilizando sus sentidos interiores, los maestros descubrieron que algunas partes del cuerpo tienen más Chi que otras. Sirven como puntos de acumulación de nutrientes para unos órganos y glándulas concretos. Estos centros pueden recibir el Chi de fuentes externas, como la fuerza electromagnética, la vibración de la tierra, la luz y la frecuencia o sonido de la luna, el sol y las estrellas. A este alimento se añade la Fuerza Universal, bajo la forma de la luz roja y violeta del amor incondicional.

Los maestros descubrieron que estos centros se conectan para formar un circuito al que llamaron Órbita Microcósmica. For entonces, no tenían el conocimiento que tenemos nosotros de la electricidad y, apesar de todo, fueron capaces de acceder al flujo de energía electromagnética del cuerpo Chi.

Los maestros aprendieron a utilizar la mente y el ojo interior para guiar el Chi por este circuito. Lo utilizaban para curarse ellos mismos estableciendo así la base de un trabajo espiritual. Según iban desarrollando sus sentidos internos para distinguir y catalogar el Chi dependiendo de sus diversas fuentes (el sol, la luna, las estrellas, etc.), aprendieron a absorber más Chi de cada una de estas fuentes para pasarlo a su cuerpo.

El circuito de la Órbita Microcósmica está formado por dos canales principales, a los que se llama Gobernador y Funcional. El Canal Gobernador sube desde el perineo, pasando por la espina dorsal, hasta la coronilla de la cabeza, para terminar en el paladar de la boca. El Canal Funcional va desde el perineo hasta la punta de la lengua, pasando por la parte delantera del cuerpo. Tocando el paladar con la punta de la lengua, se conectan los dos canales.

La Órbita Microcósmica es como un gran depósito de Chi que abastece de Chi nutritive al resto del cuerpo.

Todo el mundo ha nacido con el circuito de la Órbita Microcósmica abierto y con flujo. Incluso en el seno matemo, el Chi de un feto fluye por su propia órbita Microcósmica. Después de nacer, este camino está libre y abierto, hasta que aparece la pubertad, cuando el cuerpo siente las presiones del cambio hormonal y el desarrollo físico y las emociones se hacen más fuertes durante la delicada fase de la adolescencia.

El estrés es uno de los principales factores que producen los bloqueos de Chi que aparecen en los canales del cuerpo cuando se es adulto. Al volver a abrir conscientemente la Órbita Microcósmica, aurnentamos la eficacia de nuestro consurno de energía y empezamos a rellenar las pérdidas de Chi.

Como las cualidades espirituales, o virtudes, están vinculadas a nuestros órganos vitales, la instrucción taoísta hace que se restablezca el cuerpo ffsico y se mantenga sano, como base del trabajo espiritual. Cuando un órgano no recibe Chi suficiente, puede deteriorarse su estado físico y, al mismo tiempo, puede resultar más difícil que se manifieste la virtud propia de este órgano.

El Chi actua como un eslabón que une el cuerpo físico, el cuerpo de energía (alma) y el cuerpo de espíritu, del mismo modo que el combustible del motor de una embarcación produce la fuerza que la empuja por el agua. El Chi hace de combustible para cada uno de estos tres cuerpos. Lo mismo que puede pararse un barco por falta de gasolina, tambíen pueden verse bloqueados el cuerpo, el alma y el espíritu por estar bajos de energía.

Esto no quiere decir que las personas enfermas sean incapaces de seguir un crecimiento espiritual. Es más difícil concentrarse en la espiritualidad cuando la necesidad de salud es grande; pero el proceso regenerativo puede ser por sí mismo, una experiencia espiritual, si se acepta sin reservas.

Alquimia interior: trabajar con las emociones y el Chi

En el sistema taoísta de la Alquimia Interior, el trabajo emocional va de la mano del trabajo de la energía. Muchos bloqueos que se producen en los canales están creados por emociones negativas o tienen alguna relación con ellas. Con la Sonrisa Interior y los Seis Sonidos Curativos, aprendemos a escuchar nuestros cuerpos y entrar mejor en contacto con nuestras emociones, tanto positivas como negativas. Adquirir energías virtuosas ayuda a eliminar bloqueos, mejorar la salud y acumular más energía.

Además, al practicar la meditación de la Órbita Microcósmica, podemos descubrir tensiones físicas en diversos puntos importantes de energía. Las tensiones físicas son muchas veces consecuencia de emociones negativas a las que nos aferramos. Cuando podemos mover el Chi por esos puntos, aprendemos a liberar sus tensiones, lo que nos ayuda a transformar sus emociones negativas, devolviendo esa energía atrapada al flujo de la vida.

Cuando ya hemos eliminado las emociones negativas y se están manifestando las virtudes, el Chi de sus órganos correspondientes está en su punto culminante. Esta energía pura y natural se convierte en alimento para el refinamiento y desarrollo de los cuerpos del alma y el espíritu.

Si no nos ocupamos de nutrir nuestras buenas emociones y nos limitamos a aportar más energía al cuerpo, podemos estar potenciando nuestras emociones negativas, haciéndolas más poderosas y más difíciles de controlar y transformar. Por eso es por lo que se corrompen algunos dirigentes espirituales: están encantados con el poder y se olvidan de la práctica diaria de refinar su Chi y nutrir sus energías virtuosas. Debemos seguir adquiriendo virtudes hasta que se convierta en un proceso automático.


Golpe de la casualidad salva su vida

Por: Max Thompson

Aunque suene demasiado loco, los objetos que caen del cielo pueden salvarte la vida.

Quizás usted siga pensando que no es buena idea recibir un fuerte golpe en la cabeza con una pelota de golf disparada con toda la potencia de un jugador profesional, pero están equivocados.

Al menos para Chris Logan, al que el pelotazo que recibió en la cabeza, después de un mal golpe de Sean O’Hair, le salvó literalmente la vida.

Logan asistió como espectador al Abierto AT&T National en el Aronimink Golf Club y recibió un golpe directo en su cabeza, después de hacer la visita a su médico para saber si se trataba de algo importante, éste descubrió por accidente que justo al lado del lugar del pelotazo el hombre tenía un tumor cerebral maligno.

Casi un año después del suceso y de haber sido intervenido a tiempo, Logan está libre de cáncer y tiene una vida feliz. El ciudadano de Pensilvania, asistió al Abierto en el que fue golpeado a darle las gracias a O´hair por haberle pegado el pelotazo de su vida.

Esta noticia me recuerda una fábula de Jodo que recientemente leí en Plano Creativo, misma que aparece en su libro Cabaret Místico:

Alejandro Jodorowsky:

En una pequeña y pacífica aldea, vive un viejo sabio. Un día, de pronto, todas las gallinas caen muertas. Entonces los aldeanos van a ver al viejo y le preguntan:
-¿Qué dice usted de esto, es una maldición?
-No -responde el sabio- es algo bendito. No puedo decirles por qué, pero es para nuestro bien.
Los aldeanos se van refunfuñando que el sabio ya envejeció demasiado…. Al día siguiente todos los perros se desploman, paralizados.. Los aldeanos regresan donde el sabio.
-¿Y ahora, díganos, esto es bueno o es malo?
-¡Es bueno!
Al tercer día, todos los fuegos se apagan. No funcionan las cocinas, ni los hornos para el pan, ni las calefacciones, no pueden encender una antorcha. Corren otra vez a la choza del sabio.
-¡Ahora sí que es verdaderamente una maldición!
-¡No, es para nuestro bien!
- ¿Cómo puede decir que es bueno que nuestras gallinas mueran, los perros se paralizen y los fuegos se apaguen? ¡Se ha vuelto loco, ya no creemos en usted!

En ese momento una banda de feroces bandidos pasa cerca de la aldea. Todos los aldeanos se aterran pensando que serán robados y degollados. Se ocultan reteniendo lo más que pueden su respiración. Pero el jefe de esos ladrones observa las calles vacías y dice: “No hay gallinas, no hay perros, no sale humo de las chimeneas, aquí no vive nadie. Vámonos”…. Y es así como los aldeanos se salvan de una muerte segura.

A veces nos suceden cosas que sentimos como una catástrofe. Sin embargo, cuando tienes una gran pérdida, el mundo te da un bien que no esperabas. La perdida y lo obtenido se equilibran. Pero, si no estás en la vía espiritual, todo lo que te sucede te parece totalmente nefasto, a semejanza de los aldeanos del cuento. Si te privan de algo, pregúntate si no eres tú quien ha provocado esto, y dite que quizás eso sea para tu bien.

Una locura, se tiran 30 millones de litros de agua potable en Portland por una micción

Debido a que un hombre de 21 años fue grabado por una cámara de seguridad orinando en una represa de la ciudad más grande de Oregon, ésta decidió arrojar al drenaje 30 millones de litros (ocho millones de galones) de agua potable.

Funcionarios de Portland defendieron el lunes la decisión diciendo que no querían enviar a los residentes de la ciudad agua mezclada con orina, aunque fuera en una proporción infinitesimal.

Funcionarios de salud pública, sin embargo, señalaron que la orina es estéril en gente sana y que la orina en la represa estaba tan diluida que representaba poco riesgo.

Algunas personas en la ciudad, en los suburbios y alrededor del mundo consideraron la medida tomada por la ciudad como una respuesta exagerada, especialmente si se considera que animales como los patos contribuyen rutinariamente con desechos y, en ocasiones, mueren en el agua.

“Más de 1.000 millones de personas en el mundo no tiene acceso a agua potable, y aquí nosotros botamos casi ocho millones de galones de agua sólo para apaciguar a residentes ignorantes que creen que su agua entubada se volverá amarilla”, decía un comentario colocado en el sitio en internet de The Oregonian.

Las represas distribuyen agua que fluye de glaciares en el Monte Hood. Es tratada antes de ir a las represas para su distribución, y luego llega directamente a los consumidores.

fuente: labuenaolamala.blogspot.com

Es una locura,  los gringos cada vez se comportan más como si fueran los únicos habitantes en este mundo, quizá por sus máquinas capaces de crear nubes y lluvia de la nada sienten que tirar agua no representa problema alguno, hay que preguntarle al resto del mundo que opina de esta clásica acción de los vecinos del norte.

%d personas les gusta esto: