Cuestión de Percepción

 

Estación del Metro en Washington D.C.

 

 

Washington DC, estación del subterráneo, en una mañana fría de Enero en el 2007. El hombre con un violín tocó seis piezas de Bach por aproximadamente 45 minutos. Durante este tiempo, aproximadamente, dos mil personas estuvieron en esa estación, la mayoría de ellos, en dirección al trabajo. Después de 3 minutos, un hombre de edad media, noto que había un músico tocando. El disminuyo el paso y se paró por unos segundos y luego huyó para proseguir con su rutina.

4 minutos después

El violinista recibió su primer dolar: una mujer le tiro el dinero en el sombrero y, sin parar, siguió caminando.

6 minutos

Un hombre joven se apoyo contra la pared para escucharlo, después miró su reloj y comenzó a caminar de vuelta.

10 minutos

Un chico de 3 años paró, pero su madre se lo llevo apurada. El chico se paró para ver al violinista otra vez, pero la madre lo empujo fuerte y el chico continuo caminando, volteando la cabeza constantemente. Esta acción fue repetida por otros numerosos chicos. Cada padre, sin excepción, forzó a su hijo a moverse rápido.

45 minutos

El músico toco constantemente. Solo 6 personas pararon y lo escucharon por un corto plazo. Cerca de 30 le dieron dinero pero continuaron a su paso habitual. El hombre recolecto un total de $32.

1 hora

Terminó de tocar y el silencio tomo protagonismo. Nadie lo notó. Nadie aplaudió, ni hubo ningún otro reconocimiento.


Nadie sabía esto pero el violinista era Joshua Bell, uno de los más grandes músicos en el mundo. El tocó una de las más complicadas piezas alguna vez escritas, con un violín de un valor de 3 millones y medio de dolares. 2 días antes, Joshua Bell había llenado un teatro en Boston donde los asientos tenían un valor promedio de $100.

Esta es una historia real. Joshua Bell tocando de incógnito en la estación de subterráneos fue organizado por el Washington Post como parte de un experimento social sobre percepción, gusto y prioridades de la gente.

Las preguntas aumentaron:

  • ¿En un lugar común en una hora inapropiada, aun percibimos la belleza?
  • ¿Paramos para apreciarlas?
  • ¿Reconocemos el talento en un contexto inesperado?

Una conclusión posible sobre este experimento podría ser:

Si no tenemos un momento para parar y escuchar a uno de los mejores músicos del mundo, tocando algunas de las mejores piezas de música escritas con uno de los más hermosos instrumentos alguna vez hecho…

¿Cuantas otras cosas nos estaremos perdiendo?

El Ser Consciente debe ser participe de la belleza del entorno, percibiendo no solo con los ojos sino con todos los centros: Cuerpo, Sexo, Corazón, Mente y Espíritu. Ejemplos como este nos demuestran como aún ante un evento extraordinario nos mantenemos dormidos hurgando en nuestros pensamientos buscando algo que nos mantenga ocupada la mente y dejamos pasar la belleza a un lado.

Anuncios

Un Comentario


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s