El próximo paso evolutivo 46+2

Existen tres tipos diferentes de seres humanos en “La Tierra”, los cuales se clasifican según su capacidad de percepción e interpretación de la realidad. El primer tipo de humanos tiene una composición cromosómica de 42+2 (42 cromosomas somáticos + 2 sexuales).

Éstos comprenden una unidad conciente que no es capaz de ver desde afuera de ellos mismos ni de concebir alguna otra realidad, (nos referimos al “desdoblamiento” o “viaje fuera del cuerpo”). Para ellos existe tan sólo una energía vital, una vida, una existencia que se mueve por todas partes. Todo lo que les sucede es dentro de ellos, son como células en un cuerpo, están conectados a una conciencia única que se mueve a través de ellos. Estos individuos son los aborígenes australianos y algunos individuos de tribus africanas.

Ahora, nuestro nivel, el del hombre común, está determinado por una relación de 44+2 (44 cromosomas somáticos + 2 sexuales), la que no es otra cosa que un paso intermedio. El hombre común se encuentra en un nivel inarmónico de conciencia que se ocupa como transición entre el 42+2 y el 46+2, el próximo nivel. Son estos dos cromosomas los que marcan toda la diferencia.

Se dice que en el próximo nivel seremos gigantes

Según las teorías propuestas por Drunvalo Melchezedek, nuestro planeta está cubirto por estructuras geométricas llamadas “Red Morfo-genéticas”, las que comienzan y se extienden a partir de los 60 pies por debajo de la superficie terrestre y terminan por sobre el límite de las 60 millas sobre la superficie planetaria, ordenándose así en un modelo geométrico. Cada especie tiene su propia red, la cual soporta la vida y conecta las conciencias de cada especie en particular. Antes de que cualquier nueva especie nazca o de un paso en la evolución, una nueva malla debe ser completada, mientras que, cuando una especie queda extinta, su malla particular se disuelve.

Drunvalo Melchizedeck

En 1989 una nueva malla fue completada: La llamada malla de “La conciencia Crística”. Esta red permitirá al hombre evolucionar al siguiente paso, es decir, “en 1989 comenzó la nueva evolución del hombre”. Nuestra evolución constará en agregar 2 cromosomas adicionales, quienes serían en realidad “imágenes geométricas” designadas para “resonar” con nuestra malla específica.

El principal cambio será una transformación de nuestra “conciencia unificada”: Cada célula en nuestro cuerpo tendrá su propia conciencia y memoria particular. Nosotros, los más grandes que ocupemos nuestro cuerpo, seremos millones de conciencias diferentes trabajando juntas para una misma existencia y, asimismo, en La Tierra todos estaremos conectados, siendo cada uno una célula en el cuerpo mayor que será la maya, trabajando juntos para “el más grande”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s