El peyote funciona como antibiótico y analgésico

Rico en alcaloides, el extracto de peyote posee propiedades antibióticas que pueden utilizarse en tratamientos de heridas, además de analgésico, de acuerdo con el investigador José de la Luz Mota Pérez.

En el marco de su cátedra magistral “El Peyote: más allá de la eficacia simbólica” ante alumnos, académicos e investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Mota Pérez señaló que las atribuciones medicinales de esta planta datan de 1888, época en que se utilizaba para proporcionar alivio en las articulaciones.

Actualmente, los médicos tradicionales o herbolarios suelen macerar esta planta en alcohol para usarla como remedio contra el reumatismo; en tanto, algunos grupos étnicos como los huicholes, afirman que si se usa correctamente, todas las demás medicinas son superfluas.

Mota Pérez explicó que el peyote es una planta rica en más de 50 alcaloides, entre los que destacan la peyotina, anhalina, anhaloidina, anhalinina, anhalonina, lofoforina y la mezcalina, aislada en 1896 por el farmacólogo Arthur Heffter.

El especialista también habló sobre su origen y uso de lo que los tarahumaras llaman “ciguri“; los tepehuanis, “kamaba“; los huicholes, “hikuri“; los coras, “hualari“; y los comanches, “wokow“.

Agregó que en estado natural, los gajos del peyote se mastican solos o en compañía de algún líquido, preferentemente jugos cítricos, pues su sabor es amargo; precisó que cuando el cacto se deshidrata, retiene la mezcalina indefinidamente y puede reducirse a polvo para prepararse en té o añadirse a un jugo de fruta.

Tras explicar que la mezcalina pura se administra por vía oral o intravenosa, Mota Pérez refirió que los efectos del peyote ingerido crudo o seco, al igual que el de la mezcalina por ingesta, comienzan entre 60 y 90 minutos tras su ingesta y duran entre siete y 12 horas, mientras que los efectos cuando se inyecta comienzan en un lapso de entre 10 y 20 minutos.

Finalmente, sobre lo que ocasiona el peyote en quién lo consume, el experto comentó a la comunidad universitaria que la mezcalina actúa en los receptores cerebrales, ocasionando alteraciones en la conciencia y en la percepción, principalmente a nivel visual; aunque gran parte de los efectos se deben a la mezcalina, otros alcaloides contribuyen a que la experiencia con Peyote sea diferente a la de la mezcalina pura.

Algún día en el futuro se dejará de lado el tabú que rodea a las plantas sagradas, y podrán ser utilizadas como guías de sanación y conciencia.

Hay que señalar también algo que llama la atención en esta noticia, el nombre de cada persona es un mantra muy poderoso que todos los días llevamos con nostros, como en el caso de este investigador: José de la Luz Mota Pérez, su nombre es muy claro en cuanto a la labor que lleva a cabo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s