El Principio del Sueño Cósmico

Para crear un dibujo mental de como era todo cuando Dios transformó el universo en materia, imagina que estás durmiendo y sueñas reposadamente en un vasto espacio. Dondequiera que miras, ves espacio infinito; nada más. Lo sientes como una infinita, feliz paz, regida por una inteligencia omnisciente. Así era cuando la Inteligencia suprema empezó a decir: ‘He permanecido así durante mucho tiempo; sólo, en paz, absorto en mi propia felicidad, conciencia y sabiduría. Pero ahora voy a soñar un cosmos.’ Entonces, esa inteligencia divina, que es el Espíritu, comenzó a crear, convirtiendo Sus ideas en materia. Dividió su conciencia, diferenciando su poder de su naturaleza absoluta. Así, su conciencia se dividió en su naturaleza no manifiestael Espírituy su naturaleza manifiestala energía cósmica -, consistente en números infinitos de diferentes percepciones vibratorias o procesos de su pensamiento.

Sabemos como trabaja el pensamiento. Cuando pensamos en un caballo no vemos el objeto de nuestro pensamiento; pero si soñamos con un caballo veremos su imagen, ya que nuestro pensamiento está mucho más condensado. Y cuando vemos a un caballo con nuestros propios ojos, nuestro pensamiento está aún más condensado; conectado con las mayores vibraciones del pensamiento de dios, aquellas se manifiestan en formas tangibles.

Tan pronto como el Espíritu inició su sueño consciente, dividiendo su inteligencia, su poder de pensamiento en muchas otras cosas, la ley de la dualidad o maya pasó a formar parte de la creación. Cuando, mediante la creación de la dualidad, la conciencia del Espíritu se separó, una porción de esa conciencia se marchó del Espíritu como una fuerza inteligente activa, que empezó a expresar su poder. Tenemos muchos ejemplos de esto en la naturaleza. Cuando una semilla de arce se planta en un suelo fértil, germina y crece hasta convertirse en un enorme árbol. Cuando la semilla de la conciencia de Dios fue plantada en el campo de la actividad mediante su voluntad, brotó una vasta creación.

Pero debemos recordar que Dios está soñando todo esto; que la creación cósmica no es más que la condensación de un sueño de los pensamientos de Dios. La primera separación del Espíritu fue la manifestación del pensamiento puro. Después, proyectada fuera de la semilla de su conciencia, llegó la luz, la luz cósmica. Conciencia y luz son lo mismo, excepto que la luz es de mayor intensidad. El pensamiento de la luz es más sutil que el sueño de la luz, de la misma manera que el pensamiento del fuego es un mero concepto mental pero el sueño de un fuego es una imagen perceptible.

Después de que Dios pusiera luz en la existencia del sueño, contempló lo que había creado. ‘Bueno’ pensó, ‘Esto no es exactamente lo que yo quería, tan solo luz por todo el espacio cósmico. Debería de haber algo más tangible.’ De modo que dio más poder a la luz de su sueño para crear formas definidas. Así, la luz del sueño de Dios empezó a expandirse sobre el territorio espacial del universo. Esta luz es el tejido de toda la creación, la cual empezó a ser concebida por Dios como un sistema específico: la más sutil luz de la fuerza vital, a la que llamó vitatrón. Convirtió a la condensación de estos vitatrones en la luz atómica de los protones y los electrones. Dios dio a estos protones y electrones una fuerza adicional mediante la cual se ordenaron en átomos y moléculas. Con un pensamiento aún más fuerte hizo que los átomos y las moléculas se condensaran en gases, calor, líquidos y sólidos. Las nebulosas o gases fueron los primeros. Entonces El empezó a soñar sobre estas nebulosas una gran fuerza y deseó ‘Que estos gases se condensen y produzcan calor, líquidos y sólidos’ Y de acuerdo con la idea de sueño, así fue. Dios creó un proceso de maya o ilusión, mediante el cual, el agua, el fuego, el aire y la tierra parecerían diferentes, aunque en realidad no existiría tal diferencia, excepto en los pensamientos del sueño de su conciencia. Entonces Dios dijo, ‘Empecemos a disfrutar Mi creación de ensueño.’

Extracto de “El Romance Divino” de Paramahansa Yogananda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s