Los científicos afirman: El nombre influye en nuestro destino

(Joseph Brownstein – LiveScience.com).-  La idea de que nuestros nombres están entrelazados con nuestro destino tiene raíces bíblicas: según el libro del Génesis, Abram vio su nombre cambiado por el de Abraham, para adaptarse a su carácter de “padre de multitudes”, que es el significado de Abraham en idioma hebreo.
 En años recientes los sicólogos sociales han descubierto que las personas se dejan influir por los nombres al decidir con quién casarse, en qué calle vivirán y el trabajo con el cual se ganan la vida. Y que lo hacen tomando en cuenta los parecidos entre los nombres de personas y lugares y sus propios nombres.

El investigador de la Universidad de Pennsylvania Uri Simonsohn, está protagonizando una controversia por estos días sobre la real importancia que los nombres tienen en nuestras decisiones existenciales. La investigación de Simonsohn apuntó a determinar cuánta importancia le dan las personas a la elección de un lugar de trabajo cuyo nombre sea similar al propio.

El estudio será publicado en la próxima edición de la revista científica Psychological Science, y tomó como muestra a 438.000 personas estadounidenses que donaron dinero a campañas electorales en 2004. Para comparar la muestra se usó un estudio similar realizado en Bélgica en el cual se incluía a un tercio de la población de ese país europeo.

El estudio belga encontró una proporción de 13% de personas en empresas cuyos nombres coincidían en sus tres primeras letras con los de sus empleados.

Pero después de comparar los nombres de las personas que trabajaban en empresas estadounidenses bautizadas con nombres o apellidos (como sucede, por caso, con las firmas de abogados), Simonsohn no encontró mayores coincidencias entre los nombres o apellidos de los empleados y el de las compañías para las cuales trabajaban.

¿Qué es un nombre?

En contra de estudios que han hallado una relación entre los nombres de empresas y los de sus empleados, Simonsonhn asegura que puede tratarse de coincidencias.

El propio Simonsohn se muestra flexible al recordar un estudio de la universidad de Michigan, publicado en 2008, en el cual se demostraba que las personas eran más propensas a donar dinero a las víctimas de un huracán si éste se llamaba de forma similar al donante.

Por caso, una Rachel estaría más dispuesta a donar para los damnificados del huracán Rita. El estudio contaba de todas las Katrinas que fueron activas participantes de las labores de caridad tras el huracán homónimo que azotó a Estados Unidos en 2005. “Ese tipo de coincidencias es comprensible”, afirma Simonsohn.

La pregunta es qué peso tiene el inconsciente en nuestras decisiones, y más aún en los casos en que estas parecen ser tomadas de forma frívola o tonta. Investigadores como Anseel insisten en que las personas no siempre toman decisiones racionales sobre sus vidas. “Nos gusta vernos a nosotros mismos como seres racionales que estudian los pros y contras de aceptar un empleo determinado, pero nuestros estudios demuestran que hay otros factores en juego en la toma de decisiones”, concluye el profesor de la San Diego State University.

Lo más terrible del “metodo científico” es que se considera que lo que aún no se ha experimentado no es verdadero, es decir, si los científicos no han comprobado determinada situación mediante experimentos o pruebas, el afirmar que eso es verdadero, posible o innegable es debatible.

En este caso los científicos con revuelo hablan del descubrimiento de la fuerza del nombre, cuando desde mucho tiempo se conoce este poder, este mantra que nos es repetido día con día para identificarnos tiene un gran significado para nosotros, nos ayuda a encontrar un significado para nuestro camino, nos brinda fuerza cuando lo dignificamos, nos quita cuando portamos el de un pariente fallecido o nos liga con el destino de otro familiar de mismo nombre, incluso con heroes o santos.

Sin embargo es posible que el nombre que nos pusieron no haya sido de forma conciente, que en este caso es lo que debería ser, con gran sensibilidad y sabiendo que el nombre que sea elegido sera ese por que así debe de ser.

En esta situación es posible encontrar nuestro verdadero nombre, este es uno de los grandes secretos que poco a poco estan saliendo a la luz y que proximamente todos recordaremos. Nuestro nombre real es aquel que no llevamos a traves de todas nuestras existencias, es una especie de nombre clave que cuando lo recordamos o nos es recordado, nos permite enlazarnos con lo que fuimos y recordar claramente quienes somos, nos da conciencia inmediata del ser, del pasado presente y futuro de nuestro existir, es un poderoso mantra.

Te invito a encontrar tu verdadero nombre, aquel que no muere a través de las vidas que transitas por este sueño/realidad, si lo encuentras, como ya me pasó a mí, te llevarás grandes sorpresas y entonces entederas de diferente forma mucho de lo que se habla acerca de la inmortalidad.


  1. Me gusta tu artículo! aun que me gustaría mas, una orientación para saber ¿donde o como buscar mi nombre, ese mantra poderoso que me permita vibrar por el tiempo y me ayude a entender quien soy? o ¿cual es mi tarea en este sueño-realidad? puedes recomendarme bibliografia o bien orientar mi practica de meditadora inicial (tiene poco que medito) gracias!! y agradecere aun mas si le das un norte a mi busqueda.

    • Esta búsqueda no es activa, no es viril, es una búsqueda receptiva, femenina, saca el cerebro (pensamiento lógico) y las tripas (emociones) de tu búsqueda, pon el corazón y tu creatividad en ello, es decir: Sientelo, vívelo, gozalo.

      Tu nombre no fué obra de la casualidad, sino de la causalidad, busca su significado, siente en tu corazón cual es el significado que tiene corazón para tí, a Alejandro Jodorowsky le dijerón que el tenía un ojo de oro en su nombre AlejandrO JODOROwsky. El exalta nombres ayudando a la gente a encontrarse a si mismos y su tarea como tu la mencionas. Cristobal Jodorowsky su hijo, cambio su nombre Axel Jodorowsky, de un Alex seguidor de los pasos de su padre por un Cristobal descubridor, soñador y viajero, empeñado a pesar de las dificultades en encontrar los tesoros ocultos navegando sin cesar por mares desconocidos del inconciente. A causa de su gran sensibilidad ellos logran ayudar a muchas personas que ni siquiera conocen, sin embargo siento que cada uno debe hacerce responsable de su propio crecimiento, y de su busqueda interior, sumergiendose en el magma oscuro del inconciente para encontrar las respuestas de si mismo, quién mejor que TU misma para guiar TU propia existencia? no hay nadie más capaz.

      El buscar tu misión, tu realización y tu crecimiento te pone un nivel arriba en la piramide sagrada de la conciencia, abajo esta la gente dormida en la rutina del sistema, sigue adelante con tu busqueda y lograras encontrarte, sin duda.

      En cuanto a una bibliografía te recomendaría el libro: La danza de la realidad, que a mí me resulto inspirador, como lo que aquí publico, que viene de las personas que me han inspirado en lo particular, he encontrado grandes similitudes en sus ideas y conceptos con lo que pienso y siento. Tu debes buscar quién te inspire, seguramente encontraras que aquello que te llama más la antención viene de gente que comulga con tu nivel de consciencia, más delante encontraras nuevas lecturas que te impresionaran que quizá antes no entendías, esto es normal y viene con tu crecimiento. Busca y encontraras.

      Sigue con la meditación, que es para mí, junto con la oración una las principales herramientas para el crecimiento espiritual. Se dice que cada minuto de meditación profunda equivale a un año de evolución espiritual de una persona que no medita. Haz cuentas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s